Menu
RSS

El día que murió Monzón: así se vivió el programa de radio

El día que murió Monzón: así se vivió el programa de radio

¿Quién había muerto trágicamente? ¿Un hombre?, ¿un mito?, ¿una leyenda?, ¿un condenado?, ¿un padre?, ¿un hijo?, ¿una gloria del deporte?, ¿una criatura marginal? Todos habían muerto, porque él era todos ellos.

Pueyrredón y Santa Fe no se parecían al cruce de dos avenidas habitualmente abigarradas. Sus calzadas simulaban derretirse bajo el sol implacable de ese enero del 95′. Y el alquitrán espejaba un lago negro de petróleo calcinante. Nadie en las calles. Nadie o casi nadie en los bares. Los 35° a las 5 de la tarde obligaban al refugio de un techo cualquiera.

La Oral Deportiva era un programa que llevaba cincuenta años en el aire de Radio Rivadavia. Fue inspiración de Edmundo Campagnale y el gordo José María Muñoz lo había transformado en rito crepuscular de los argentinos. Iba de 19 a 22 horas. Y era el sonido del periodismo deportivo radial de la Argentina.

Teníamos "casi nada" para producir ese domingo. Pocos clubes habían comenzado la pretemporada y el fútbol de otros países era una referencia informativa que nadie reflejaba como Hernán Ramazzotti. Al igual que el recorrido por los clubes del ascenso.

Pedí notas, reportajes telefónicos – minga de celulares, no existían – generar temas de debate en la mesa. No sé, consigan al Turu Flores, que es el goleador del campeonato, a Hugo Castillo, que la está rompiendo en Deportivo Español… No sé, fíjense si conseguimos el teléfono de los balnearios donde estén con la familia el Pampa Biaggio o a Montevideo a ver si logramos al Manteca Martínez. De última, busquemos en Rosario a Darío Scotto o a la Chancha Mazzoni…

"Vamos al aire… silencio todo el mundo, vamos al aire", dije una y otra vez, mientras iba la cortina. El histórico estudio principal de Radio Rivadavia, generaba emoción. En sus paredes sin pintura, sobre su alfombra desteñida y surcada por las huellas del tiempo, se percibían los duendes de la gloria radiofónica argentina. En ese leve espacio "espiaban" y "escuchaban", Antonio Carrizo ("La Vida y el Canto"), Cacho Fontana ( "El Fontana Show"), Héctor Larrea ("Rapidísimo") y tantos otros grandes como Muñoz, Néstor Ibarra, Julio Ricardo, Horacio García Blanco, Enrique Macaya Marquez, Marcelo Araujo, Mauro Viale, Juan Carlos Morales, Dante Zavatarelli, Juan José Lujambio, Osvaldo Caffarelli, Juan José Moro… Decenas de enormes comunicadores inscriptos para siempre en la cultura de millones de hogares en todo el país.

Como todo buen programa en el verano y más en un domingo recalcitrante de calor, el comienzo era para recomendar a quienes regresaban a casa tras las vacaciones o el fin de semana, sumo cuidado en las transitadas rutas. Pero algo extraño ocurrió al minuto de estar en el aire. Fernando Novo, un inmenso productor, pugnaba por ingresar al estudio. Yo no quería a ningún productor en el estudio. Los quería en la sala de trabajo, teléfono en mano consiguiendo notas. Fernando insistió. Le pidió al operador, no recuerdo si era el enorme Pepe Ciotti o Luis Crivellaro, que mandara otra vez la cortina musical con la clásica seña de la mano derecha descendente y sus dedos flameantes.

.- ¿Qué pasa Fer?

.- Me acaban de anticipar una noticia muy dura…

.- Decime…

- Parece que se mató Monzón.

.- ¿Cómo?

- En un accidente automovilístico…

.- ¿En un accidente automovilístico estando en la cárcel?…. Gordo, ponete las pilas.

.- Ernesto, la fuente es insospechada.

- No puede ser. Por favor chequeame esa noticia, consultá más fuentes (antes, era así). Llamalo a Claudio (Cherep), corresponsal en Santa Fe, a ver qué sabe y antes de salir al aire, por favor que ya tenga a la Policía de Santa Fe consultada.

Eran las 19:15 aproximadamente. Hacia varios minutos que la cortina musical resultaba el único sonido de la Oral Deportiva. Un brillo acuoso me nubló la vista. Me tomé la cabeza para pensar. Debía hacer el programa que no quería. Si esto era cierto, sólo podría recorrer su vida a "mano alzada".

Último momento, informa el Rotativo del Aire de Radio Rivadavia: La agencia Télam acaba de confirmar que el ex campeón mundial de peso mediano Carlos Monzón perdió la vida a los 52 años tras un accidente automovilístico que acaba de producirse en la ruta 1 de Los Cerrillos, Departamento de Santa Rosa de Calchines, a unos 35 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Monzón, condenado en Julio de 1988 a 11 años de prisión por la muerte de Alicia Muñiz, disfrutaba de una salida transitoria concedida por su buena conducta en la cárcel santafecina de Las Flores. Según las primeras informaciones oficiales, Monzón conducía un Renault 19 y perdió el control al tocar sus gomas del lado derecho el borde la ruta. El ex campeón mundial entre los años 70 y 77 durante los cuales defendió exitosamente 14 veces su corona, no iba sólo. Lo acompañaban su amigo Jerónimo Mottura, quien habría fallecido (confirmado) y la señora Alicia Fessia, con muy serias lesiones, quien lucha por su vida. Ampliaremos".

El estudio parecía vibrar. Los periodistas que estaban ese día, multiplicaron sus obligaciones. Eduardo Caimi, Néstor Centra, Hernán Ramazzotti, Ariel Nesci, Coquito Casares, Fernando Novo, Guillermo Poggi, Carlos Azar, Daniel Giraldez, Javier Santos, Omar Cuello, Darío Olea, Esteban Sassi, Rubén Sagarzazu y otros que se me van escapando de la memoria, hicieron de la muerte de Monzón su propio desafío, dejando la cobertura de los clubes que diariamente cubrían.

Tito Lectoure, el dueño del Luna Park que consiguió la pelea por el Campeonato del Mundo frente a Nino Benvenuti se enteró al aire sobre la infausta noticia. También el doctor Roberto Paladino, su médico personal que lo acompañó en todas sus peleas. Ni ellos, ni otros protagonistas de la vida de Monzón pudieron sobreponerse a la emoción y se quebraron. Cientos de llamados telefónicos de los oyentes. Testimonios conmovedores de grandes deportistas de todas las épocas. Artistas y funcionarios. Todos dejaron su testimonio en aquella Oral Deportiva del domingo 8 de Noviembre de 1995.

¿Quién había muerto trágicamente? ¿Un hombre?, ¿un mito?, ¿una leyenda?, ¿un ente individual?, ¿un deportista célebre?, ¿un condenado?,¿un padre?, ¿un hijo?, ¿una gloria del deporte argentino?, ¿una criatura marginal?

Todos habían muerto porque él era todos ellos.

 

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2014 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial: Pringles Nº 61 Ciudad de Formosa. Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704432088 / 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile