Menu
RSS

A un mes de las elecciones en Cataluña, el sentimiento independentista, bajo la lupa

A un mes de las elecciones en Cataluña, el sentimiento independentista, bajo la lupa

Los catalanes llevan días, semanas, meses, de incertidumbre política, de agotamiento emocional, de “euforia y pánico” como el escritor Javier Cercas definió lo que sienten quienes se ilusionan con el paraíso de la república propia y quienes ven allí el infierno.

A menos de un mes de las elecciones forzosas -previstas para el 21 de diciembre (21-D)- que impuso el gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña como penitencia por haber coqueteado con separarse de España, ¿es el independentismo catalán un sentimiento que no se puede parar, como invoca el canto de tablón que se eleva desde las tribunas deportivas? ¿Hasta dónde puede llegar?

La gente que está a favor de la soberanía se sigue activando, se moviliza, cumple las consignas que imparten las principales organizaciones sociales, ANC y Òmnium Cultural, cuyos líderes están en la cárcel desde mediados de octubre. “Las calles serán siempre nuestras”, es uno de los gritos de batalla.

Pero el encarcelamiento de algunos ex miembros del gobierno catalán y la huida a Bruselas de otros más la autocrítica sobre el mal manejo de los tiempos para declarar la independencia provocan que ese fervor comience a destilar también fatiga, dosis de desilusión, raciones de desesperanza.

“Con la detención de los líderes de las asociaciones sociales y luego con el encarcelamiento del gobierno se perdieron los líderes y ahora la sociedad catalana independentista está en una situación delicada, confusa, nadie sabe quién toma decisiones, quién convoca, aparecen convocatorias que al cabo de una hora cambian de lugar o se suspenden -dice Salvador Cardús, profesor titular de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona-. No existe en estos momentos un liderazgo que ordene esa voluntad de movilización, de protesta en la calle y eso, si dura mucho más tiempo, creo que va a producir una crisis en los comportamientos.”

Cardús, quien también fue decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona entre 2009 y 2011, refuerza su opinión: “En un capítulo de la serie The West Wing se decía que un líder sin seguidores es un tipo que pasea por la calle y nada más. Pero un pueblo en estado de movilización sin liderazgo es una estampida. Estampida en la red, en las calles, de manifiestos, de protestas improvisadas, de rumores tremendistas y de intoxicaciones desmoralizadoras. Y también empieza a extenderse la sensación que tanta agitación no es eficaz, más allá del desahogo emocional”.

Lo más complicado del sentimiento independentista, por otra parte, es medirlo. “Eso todavía no lo hemos podido acreditar de una forma diáfana. Entre otras cosas, porque no nos han dejado votar en condiciones normales”, le dijo a Clarín hace unos días el ex presidente catalán Artur Mas en una entrevista exclusiva.

Es verdad. Nunca hemos podido contabilizar de una manera democráticamente correcta, sin interferencias, cuántos catalanes realmente quieren la independencia -subraya Cardús-. No ha habido una ocasión en la que se haya podido preguntar sin coaxiones. El referéndum del 1 de octubre fue muy interesante desde el punto de vista del desafío político pero no permite saber exactamente cuál es la posición de los catalanes.” Y agrega: “Muy interesante es sondear entre los catalanes que de lo que están a favor es de la posibilidad de decidir si quieren o no quieren estar en España. Eso es una expresión de soberanismo. Porque no es lo mismo estar en España forzados que estar voluntariamente. Es una decisión soberana el hecho de convertir el ser español en algo voluntario y no impuesto por unas leyes decididas en el último período del franquismo”.

Según Cardús, el sentimiento independentistas no es una reivindicación identitaria sino una cuestión política. “Las razones políticas acuden a todo tipo de argumentos. A veces históricos, a veces de tipo cultural. Pero el repertorio de argumentos son los pretextos, no suelen ser las razones de fondo -señala-. Un sondeo del Barómetro de Opinión Política del CEO (Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat) dice que a mayor nivel de estudios, más inclinación por la independencia y a menos formación, más inclinación por las opciones unionistas, cosa que muestra que la opción de la independencia no tiene que ver con razones de carácter identitario o estrictamente cultural sino con un razonamiento de carácter político.”

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2014 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial: Pringles Nº 61 Ciudad de Formosa. Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704432088 / 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile