Menu
RSS

Inseguridad: profesor alertó a la sociedad tras ser asaltado

Eugenio Ruíz, un profesor de la ciudad, se contactó con la Comunidad de Medios para relatar un hecho de inseguridad del que fue víctima cuando salía de cobrar su sueldo en una sede del banco Formosa, ubicada dentro de un supermercado sobre la avenida Juan Domingo Perón y un hombre lo abordó para luego ingresar a su vehículo, amenazarlo con un arma y robarle el sueldo completo que percibe como docente, todo alrededor de las 9 de la mañana del último viernes.
El hombre todavía sorprendido por lo ocurrido, dijo que hizo público el hecho con el fin de alertar a la sociedad sobre la modalidad delictiva usada, ya que asegura, varias personas participaron del atraco y lo habrían marcado ya dentro de la institución.
"Estoy tratando de superar lo que me pasó y más que nada quiero poner en alerta a la comunidad de lo que está sucediendo, el día viernes me acerqué a cobrar en el banco Formosa en la sucursal que está en un supermercado (sobre Av. Juan Domingo Perón) y como no tengo tarjeta que se me extravió, fui alrededor de las 5 de la mañana a hacer fila para poder cobrar, estacioné en la colectora porque en ese horario las puertas del lugar están cerradas y no se puede dejar vehículos entonces lo dejé ahí, hice todo el trámite que implica la permanencia en el banco para poder cobrar, salgo de ahí y una persona, la que iba a cometer el delito después, estaba apoyada en un árbol a tres metros del auto y me pregunta qué hora es, le respondo que mire su teléfono porque tenía el celular en la mano y me dice con una tonada salteña, tucumana que el teléfono no le funcionaba, entonces  saco el celular, miro la hora y le digo que eran las 8:40, en ese sector en ese horario no hay gente, las personas que pasaron por el lugar me parece que ni se habían percatado de que era un asalto porque esta  gente es profesional en el tema", comenzó relatando.
Agregó que tras decirle la hora al hombre, va hacia su auto y se sube, "como el auto tiene cierre centralizado y lo manejo únicamente con la llave, la alarma no funciona, al destrabar una de las puertas se destraban las demás, en el momento en que voy a poner en marcha el auto, este hombre que me pidió la hora abre la puerta del acompañante e ingresa al auto, me dice que lo  mueva unos 20 metros, yo pensé que me lo querían robar, le pido que se tranquilice que no me haga nada, hacemos los 20 metros, me pide que pare, yo miro por la ventanilla y veo que una mujer sale del super, camina hacia el auto y dije 'esta es mi salvación, bajo la ventanilla, se acerca esta mujer teñida de rubio, de cabello lacio, se apoya en la ventanilla y me dice que entregue todo lo que tengo, ante un hecho de esta naturaleza no me quedó otra", relató aún sorprendido por lo ocurrido, ya que eran dos personas las que actuaban en el robo.
Acotó que "la mujer a la que le di el dinero se va hacia la rotonda del lugar y espera, el hombre antes de bajarse del auto me dice que me quede ahí porque me estaban controlando, se va y yo quedo en estado de shock, cuando decido finalmente poner en marcha el auto y seguirlos, en lo posible atraparlos, eso es lo que quería, no sé cómo, si será casualidad pero una persona que también estaba en el banco minutos antes, un hombre alto con rulos, comenzó a caminar delante del auto, impidió que yo pueda avanzar, me parece que ya es mucha casualidad, a pesar de que yo le tocaba bocina no se corrió, yo llamaba al 911 mientras maniobraba con el auto, di la vuelta y no los encontré más, al no poder hacer nada fui a la Comisaría Tercera donde radiqué la denuncia", señaló.
Asimismo aseguró que el delincuente que lo increpó y que terminó en el auto con él estaba armado, "tenía algo envuelto en un trapo a lunares, me apoyó el arma en la costilla y sentí que era un revólver, para mí era un arma de fuego, por eso lo único que le pedía era que no haga eso, se le podía escapar un tiro, se lo dije en varias oportunidades porque me pegaba en la costilla con el arma".
De la misma forma señaló que cree que alguien estaba esperando a los delincuentes cerca del lugar y que ambos sujetos (el hombre que lo increpó y la mujer), estaban a cara descubierta, "era un hombre mayor, canoso, tenía una gorra de invierno y la mujer tendría entre 30 o 40 años, no pasaba esa edad, yo digo que ya me habían marcado, a esta altura no sé qué pensar, me sacaron poco más de 11 mil pesos, mi sueldo del mes de docente que era lo que retiré de la ventanilla".
Seguidamente se refirió al accionar de la Policía, desligando de culpa a los efectivos ante los hechos delictivos que se suscitan en la ciudad, cada vez más seguidos. "El accionar de la Policía fue rápido, al menos en mi caso, si bien en el sector de afuera del supermercado no hay policías, adentro en la parte del banco sí hay, no me puedo quejar de la Policía porque no puede haber un efectivo con cada ciudadano, yo voy más allá, estamos en plena campaña electoral, no escuché a ningún candidato a senador o diputado que hable sobre que van a trabajar en modificar las leyes para hacerlas un poco más severas, no hay una propuesta de eso cuando el trasfondo del tema es más profundo, el cambio debe ser más profundo porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra, los culpamos a los policías pero ellos solo administran la justicia, bien o mal hacen eso, nuestros diputados y senadores son los que se tienen que encargar de que las penas sean un poquito más severas para estos delincuentes, no puede ser que personas honestas tengamos que estar presos de estos malvivientes".
Para finalizar pidió que la fuerza policial se encargue de controlar más a la gente que merodea por horas en las afueras de los bancos o lugares de cobro, ya que esa actitud es llamativa. "Tengo entendido que no soy el único perjudicado, que ya ocurrieron varios hechos pero no solo en este sector sino que en otras sucursales de los bancos dentro de los supermercados, pasé estos días por afuera de estas sucursales y veo gente que quizás no tiene nada que hacer ahí, la vía pública es para todos pero en un lugar estratégico como estos donde se acerca la gente a cobrar, qué hacen personas sentadas en las veredas, al frente del banco con celulares en sus manos, quiero saber qué hacen, sería bueno que por lo menos se los individualice y se vea qué están haciendo, así como a muchachos que van caminando por la calle que los paran, le hacen controles, revisión de antecedentes, con esta gente deberían hacer lo mismo para brindarle más seguridad a los vecinos, es lo que más pido".

Leer más ...

Inseguridad: profesor alertó a la sociedad tras ser asaltado

Eugenio Ruíz, un profesor de la ciudad, se contactó con la Comunidad de Medios para relatar un hecho de inseguridad del que fue víctima cuando salía de cobrar su sueldo en una sede del banco Formosa, ubicada dentro de un supermercado sobre la avenida Juan Domingo Perón y un hombre lo abordó para luego ingresar a su vehículo, amenazarlo con un arma y robarle el sueldo completo que percibe como docente, todo alrededor de las 9 de la mañana del último viernes.
El hombre todavía sorprendido por lo ocurrido, dijo que hizo público el hecho con el fin de alertar a la sociedad sobre la modalidad delictiva usada, ya que asegura, varias personas participaron del atraco y lo habrían marcado ya dentro de la institución.
"Estoy tratando de superar lo que me pasó y más que nada quiero poner en alerta a la comunidad de lo que está sucediendo, el día viernes me acerqué a cobrar en el banco Formosa en la sucursal que está en un supermercado (sobre Av. Juan Domingo Perón) y como no tengo tarjeta que se me extravió, fui alrededor de las 5 de la mañana a hacer fila para poder cobrar, estacioné en la colectora porque en ese horario las puertas del lugar están cerradas y no se puede dejar vehículos entonces lo dejé ahí, hice todo el trámite que implica la permanencia en el banco para poder cobrar, salgo de ahí y una persona, la que iba a cometer el delito después, estaba apoyada en un árbol a tres metros del auto y me pregunta qué hora es, le respondo que mire su teléfono porque tenía el celular en la mano y me dice con una tonada salteña, tucumana que el teléfono no le funcionaba, entonces  saco el celular, miro la hora y le digo que eran las 8:40, en ese sector en ese horario no hay gente, las personas que pasaron por el lugar me parece que ni se habían percatado de que era un asalto porque esta  gente es profesional en el tema", comenzó relatando.
Agregó que tras decirle la hora al hombre, va hacia su auto y se sube, "como el auto tiene cierre centralizado y lo manejo únicamente con la llave, la alarma no funciona, al destrabar una de las puertas se destraban las demás, en el momento en que voy a poner en marcha el auto, este hombre que me pidió la hora abre la puerta del acompañante e ingresa al auto, me dice que lo  mueva unos 20 metros, yo pensé que me lo querían robar, le pido que se tranquilice que no me haga nada, hacemos los 20 metros, me pide que pare, yo miro por la ventanilla y veo que una mujer sale del super, camina hacia el auto y dije 'esta es mi salvación, bajo la ventanilla, se acerca esta mujer teñida de rubio, de cabello lacio, se apoya en la ventanilla y me dice que entregue todo lo que tengo, ante un hecho de esta naturaleza no me quedó otra", relató aún sorprendido por lo ocurrido, ya que eran dos personas las que actuaban en el robo.
Acotó que "la mujer a la que le di el dinero se va hacia la rotonda del lugar y espera, el hombre antes de bajarse del auto me dice que me quede ahí porque me estaban controlando, se va y yo quedo en estado de shock, cuando decido finalmente poner en marcha el auto y seguirlos, en lo posible atraparlos, eso es lo que quería, no sé cómo, si será casualidad pero una persona que también estaba en el banco minutos antes, un hombre alto con rulos, comenzó a caminar delante del auto, impidió que yo pueda avanzar, me parece que ya es mucha casualidad, a pesar de que yo le tocaba bocina no se corrió, yo llamaba al 911 mientras maniobraba con el auto, di la vuelta y no los encontré más, al no poder hacer nada fui a la Comisaría Tercera donde radiqué la denuncia", señaló.
Asimismo aseguró que el delincuente que lo increpó y que terminó en el auto con él estaba armado, "tenía algo envuelto en un trapo a lunares, me apoyó el arma en la costilla y sentí que era un revólver, para mí era un arma de fuego, por eso lo único que le pedía era que no haga eso, se le podía escapar un tiro, se lo dije en varias oportunidades porque me pegaba en la costilla con el arma".
De la misma forma señaló que cree que alguien estaba esperando a los delincuentes cerca del lugar y que ambos sujetos (el hombre que lo increpó y la mujer), estaban a cara descubierta, "era un hombre mayor, canoso, tenía una gorra de invierno y la mujer tendría entre 30 o 40 años, no pasaba esa edad, yo digo que ya me habían marcado, a esta altura no sé qué pensar, me sacaron poco más de 11 mil pesos, mi sueldo del mes de docente que era lo que retiré de la ventanilla".
Seguidamente se refirió al accionar de la Policía, desligando de culpa a los efectivos ante los hechos delictivos que se suscitan en la ciudad, cada vez más seguidos. "El accionar de la Policía fue rápido, al menos en mi caso, si bien en el sector de afuera del supermercado no hay policías, adentro en la parte del banco sí hay, no me puedo quejar de la Policía porque no puede haber un efectivo con cada ciudadano, yo voy más allá, estamos en plena campaña electoral, no escuché a ningún candidato a senador o diputado que hable sobre que van a trabajar en modificar las leyes para hacerlas un poco más severas, no hay una propuesta de eso cuando el trasfondo del tema es más profundo, el cambio debe ser más profundo porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra, los culpamos a los policías pero ellos solo administran la justicia, bien o mal hacen eso, nuestros diputados y senadores son los que se tienen que encargar de que las penas sean un poquito más severas para estos delincuentes, no puede ser que personas honestas tengamos que estar presos de estos malvivientes".
Para finalizar pidió que la fuerza policial se encargue de controlar más a la gente que merodea por horas en las afueras de los bancos o lugares de cobro, ya que esa actitud es llamativa. "Tengo entendido que no soy el único perjudicado, que ya ocurrieron varios hechos pero no solo en este sector sino que en otras sucursales de los bancos dentro de los supermercados, pasé estos días por afuera de estas sucursales y veo gente que quizás no tiene nada que hacer ahí, la vía pública es para todos pero en un lugar estratégico como estos donde se acerca la gente a cobrar, qué hacen personas sentadas en las veredas, al frente del banco con celulares en sus manos, quiero saber qué hacen, sería bueno que por lo menos se los individualice y se vea qué están haciendo, así como a muchachos que van caminando por la calle que los paran, le hacen controles, revisión de antecedentes, con esta gente deberían hacer lo mismo para brindarle más seguridad a los vecinos, es lo que más pido".

Leer más ...

Inseguridad: profesor alertó a la sociedad tras ser asaltado

Eugenio Ruíz, un profesor de la ciudad, se contactó con la Comunidad de Medios para relatar un hecho de inseguridad del que fue víctima cuando salía de cobrar su sueldo en una sede del banco Formosa, ubicada dentro de un supermercado sobre la avenida Juan Domingo Perón y un hombre lo abordó para luego ingresar a su vehículo, amenazarlo con un arma y robarle el sueldo completo que percibe como docente, todo alrededor de las 9 de la mañana del último viernes.
El hombre todavía sorprendido por lo ocurrido, dijo que hizo público el hecho con el fin de alertar a la sociedad sobre la modalidad delictiva usada, ya que asegura, varias personas participaron del atraco y lo habrían marcado ya dentro de la institución.
"Estoy tratando de superar lo que me pasó y más que nada quiero poner en alerta a la comunidad de lo que está sucediendo, el día viernes me acerqué a cobrar en el banco Formosa en la sucursal que está en un supermercado (sobre Av. Juan Domingo Perón) y como no tengo tarjeta que se me extravió, fui alrededor de las 5 de la mañana a hacer fila para poder cobrar, estacioné en la colectora porque en ese horario las puertas del lugar están cerradas y no se puede dejar vehículos entonces lo dejé ahí, hice todo el trámite que implica la permanencia en el banco para poder cobrar, salgo de ahí y una persona, la que iba a cometer el delito después, estaba apoyada en un árbol a tres metros del auto y me pregunta qué hora es, le respondo que mire su teléfono porque tenía el celular en la mano y me dice con una tonada salteña, tucumana que el teléfono no le funcionaba, entonces  saco el celular, miro la hora y le digo que eran las 8:40, en ese sector en ese horario no hay gente, las personas que pasaron por el lugar me parece que ni se habían percatado de que era un asalto porque esta  gente es profesional en el tema", comenzó relatando.
Agregó que tras decirle la hora al hombre, va hacia su auto y se sube, "como el auto tiene cierre centralizado y lo manejo únicamente con la llave, la alarma no funciona, al destrabar una de las puertas se destraban las demás, en el momento en que voy a poner en marcha el auto, este hombre que me pidió la hora abre la puerta del acompañante e ingresa al auto, me dice que lo  mueva unos 20 metros, yo pensé que me lo querían robar, le pido que se tranquilice que no me haga nada, hacemos los 20 metros, me pide que pare, yo miro por la ventanilla y veo que una mujer sale del super, camina hacia el auto y dije 'esta es mi salvación, bajo la ventanilla, se acerca esta mujer teñida de rubio, de cabello lacio, se apoya en la ventanilla y me dice que entregue todo lo que tengo, ante un hecho de esta naturaleza no me quedó otra", relató aún sorprendido por lo ocurrido, ya que eran dos personas las que actuaban en el robo.
Acotó que "la mujer a la que le di el dinero se va hacia la rotonda del lugar y espera, el hombre antes de bajarse del auto me dice que me quede ahí porque me estaban controlando, se va y yo quedo en estado de shock, cuando decido finalmente poner en marcha el auto y seguirlos, en lo posible atraparlos, eso es lo que quería, no sé cómo, si será casualidad pero una persona que también estaba en el banco minutos antes, un hombre alto con rulos, comenzó a caminar delante del auto, impidió que yo pueda avanzar, me parece que ya es mucha casualidad, a pesar de que yo le tocaba bocina no se corrió, yo llamaba al 911 mientras maniobraba con el auto, di la vuelta y no los encontré más, al no poder hacer nada fui a la Comisaría Tercera donde radiqué la denuncia", señaló.
Asimismo aseguró que el delincuente que lo increpó y que terminó en el auto con él estaba armado, "tenía algo envuelto en un trapo a lunares, me apoyó el arma en la costilla y sentí que era un revólver, para mí era un arma de fuego, por eso lo único que le pedía era que no haga eso, se le podía escapar un tiro, se lo dije en varias oportunidades porque me pegaba en la costilla con el arma".
De la misma forma señaló que cree que alguien estaba esperando a los delincuentes cerca del lugar y que ambos sujetos (el hombre que lo increpó y la mujer), estaban a cara descubierta, "era un hombre mayor, canoso, tenía una gorra de invierno y la mujer tendría entre 30 o 40 años, no pasaba esa edad, yo digo que ya me habían marcado, a esta altura no sé qué pensar, me sacaron poco más de 11 mil pesos, mi sueldo del mes de docente que era lo que retiré de la ventanilla".
Seguidamente se refirió al accionar de la Policía, desligando de culpa a los efectivos ante los hechos delictivos que se suscitan en la ciudad, cada vez más seguidos. "El accionar de la Policía fue rápido, al menos en mi caso, si bien en el sector de afuera del supermercado no hay policías, adentro en la parte del banco sí hay, no me puedo quejar de la Policía porque no puede haber un efectivo con cada ciudadano, yo voy más allá, estamos en plena campaña electoral, no escuché a ningún candidato a senador o diputado que hable sobre que van a trabajar en modificar las leyes para hacerlas un poco más severas, no hay una propuesta de eso cuando el trasfondo del tema es más profundo, el cambio debe ser más profundo porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra, los culpamos a los policías pero ellos solo administran la justicia, bien o mal hacen eso, nuestros diputados y senadores son los que se tienen que encargar de que las penas sean un poquito más severas para estos delincuentes, no puede ser que personas honestas tengamos que estar presos de estos malvivientes".
Para finalizar pidió que la fuerza policial se encargue de controlar más a la gente que merodea por horas en las afueras de los bancos o lugares de cobro, ya que esa actitud es llamativa. "Tengo entendido que no soy el único perjudicado, que ya ocurrieron varios hechos pero no solo en este sector sino que en otras sucursales de los bancos dentro de los supermercados, pasé estos días por afuera de estas sucursales y veo gente que quizás no tiene nada que hacer ahí, la vía pública es para todos pero en un lugar estratégico como estos donde se acerca la gente a cobrar, qué hacen personas sentadas en las veredas, al frente del banco con celulares en sus manos, quiero saber qué hacen, sería bueno que por lo menos se los individualice y se vea qué están haciendo, así como a muchachos que van caminando por la calle que los paran, le hacen controles, revisión de antecedentes, con esta gente deberían hacer lo mismo para brindarle más seguridad a los vecinos, es lo que más pido".

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2014 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial: Pringles Nº 61 Ciudad de Formosa. Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704432088 / 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile