Menu
RSS

La jueza Barú Budú Budía (Editorial 13-04-2018)

Una vez más salió a escena. Los más grandes recordarán de quien hablamos, los más jóvenes conocerán el hecho como uno de los hitos de la rara y polémica política argentina de los años 90'.

 

El domingo 10 de mayo de 1992 una orden judicial de la jueza por aquel entonces conocida como María Romilda Servini de Cubría, hoy solo María Romilda Servini, obligó a realizar dos breves cortes en el programa del reconocido humorista político Tato Bores. Las imágenes prohibidas de Tato de América fueron remplazadas por una placa negra que decía "censura judicial".

Cercana al menemismo y al vasto universo peronista en los 90', con un pasado que la hizo famoso de entrada la ser defensora de Estela Martínez de Perón, durante su presidencia, en causas ante la junta militar y al comenzar la dictadura nombrada jueza de menores, fue la primera en restituir hijos de detenidos a familiares cercano, pero también luego investigada por dar otros en adopción, ya en democracia su caso más relevante en los 80 fue llegar al lugar y desarticular al clan Puccio.

Servini de Cubría se caracterizó por conducir con mano de hierro los destinos de los partidos políticos y sus alianzas. En los 90' su nombre llegó al horario central de la televisión después del episodio de censura a Tato. La jueza alegó por entonces que en el programa habría contenido "difamante e injurioso" hacia su persona y dictaminó que no se emitieran las escenas de un sketche. Era el primer episodio de censura desde la vuelta de la democracia. Decenas de artista la repudiaron en vivo cantando y como no la podían nombran, la llamaron la "jueza Barú Budú Budía", Pappo, Soda Stereo, León Gieco y Luis Alberto Spinetta, del palo del rock, hicieron causa común con los periodistas y animadores Mariano Grondona, Víctor Hugo Morales, Fernando Bravo y Bernardo Neustadt, en una alianza impensada hoy, se prestaron y para defender a Tato.

Seguiría siendo noticia nacional de forma seguida en los siguientes veinte años, ya que muchos procesos conocidos recaían en sus juzgados, en 2014 volvió a ser noticia nacional, cuando en su Juzgado Federal N°1 de la Ciudad de Buenos Aires, recayó la causa de aparición del nieto 114 recuperado por las abuelas de Plaza de Mayo y se trataba del mismísimo nieto de Estela Carlotto, días después entre la titular de la entidad de Derechos Humanos  y la Jueza se inició una disputa mediática sin precedentes, donde Carlotto, pedía que se aparte de la causa por mal procedimiento. En el 2016, renuncio al Juzgado Electoral de Buenos Aires que le competía, desde diciembre de 2015, cuando cambiemos llego al poder, en su retiro afirmó que recibió aprietes del gobierno. Con su imagen imponente y reconocida, su elegancia comentada a pesar de sus 81 años sigue firme en la actividad y esta semana volvió a ser protagonista, dictamino la intervención del Partido Justicialista y sin una explicación aun coherente, nombre interventor al sindicalista Luis Barrionuevo. (La Jueza Barú Budú Budía, ya presenta más de 40 años de historia en los medios), pese a no aparecer casi nunca en cámara sus historias se merecen mínimo un Martín Fierro.

 

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2018 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial, Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile