“A mi papá lo discriminan por ser pobre y no lo dejan ir a su casa a hacer cuarentena”

En los últimos días trascendió el caso de un adulto mayor (82) que se encuentra en el Hospital Distrital 8 junto a su nieta de 16 años; los mismos habrían regresado de Córdoba con la “promesa” que de iban a realizar la cuarentena domiciliaria, pero eso no pasó.
Zunilda Ojeda, hija del hombre, denunció ante el Grupo de Medios TVO que lo discriminan por “pobre” y “por eso no le permiten que vaya a su casa a hacer la cuarentena”.
“Mi papá ingresó a Formosa el 14 de febrero junto a mi sobrina de 16 años, ambos con PCR negativo, desde entonces los tienen encerrados bajo llave en un hospital; estoy haciendo lo que puedo con la ayuda de abogados para que pueda ir a hacer la cuarentena en su domicilio como corresponde, y como el Gobierno me había confirmado”, relató.
“Él es de Riacho He Hé, desde hace un año estaba conmigo en Córdoba, en noviembre comenzó a decirme que se quería ir a su casa, pero por el tema de que tendría que ir a parar a un centro de alojamiento a hacer la cuarentena no lo quería mandar; cuando leí en una nota que los adultos mayores podrían hacer la cuarentena en el domicilio comencé a gestionar los tramites. Al momento de presentar los papeles volví a preguntar si es que se podría ir a su casa y me respondieron que sí, que es lo que correspondía. Confié en el Gobierno y me mintieron”, dijo.
Seguidamente indicó la mujer que siente que discriminan a su papá porque “no tiene una mansión para hacer la cuarentena”. “Mi familia que lo va a recibir está dispuesta a hacer la cuarentena con él, todos están dispuestos a cumplir ya que con la edad que tiene no lo vamos a exponer, lo cuidamos demasiado. La casa de mi hermana está apta, pero la discriminan por ser pobre”, lanzó.
“Mi papá necesita que lo atiendan, necesita de gente mayor se ocupe de él”, dejó en claro Zunilda.
Por otro lado, confió que ella trajo a su padre hasta Mansilla y que no ingresó con él ya que si lo hacía debía cumplir cuarentena. “A mi me dijeron que si entraba tenía que hacer la cuarentena durante 2 semanas, por cuestiones de trabajo no la puedo cumplir; entonces yo lo acerqué hasta Mansilla y de ahí se hizo cargo el Gobierno”, aseveró.
“Es increíble lo que pasa, con un PCR negativo ya no hay necesidad de una cuarentena. Mi papá está encerrado en contra de su voluntad junto a una menor. Yo hablo solamente con mi sobrina, porque aquellos que nos tienen que mantener informados y que son responsables de ellos no me dicen nada, brillan por su ausencia”, cerró diciendo.

Comentarios Facebook