Alarma en la comunidad de Bartolomé de las Casas tras darse a conocer 16 casos positivo de Covid-19

En la comunidad indígena de Bartolomé de las Casas se dieron a conocer 16 casos positivos de COVID-19 y preocupó a sus habitantes que piden médicos y asistencia alimentaria para las personas que hacen la cuarentena domiciliaria.
«Cuando se conoció el primer formamos un grupo y a través de la emisora de la radio local informamos en la comunidad lo que estaba pasando y el lunes realizamos una marcha porque la gente estaba abandonada y ahí recién vinieron a hisopar a 400 personas, salieron hasta el momento 16 casos positivos», contó Ariel que reclamo por la falta de médicos y asistencia alimentaria para las personas que hacen la cuarentena domiciliaria.
«Nosotros acá dependemos de los médicos de Comandante Fontana, pero en varias oportunidades ya salimos a reclamar para que nos envíen un médico permanente, porque aproximadamente somos unos 3 mil habitantes y tenemos un centro de salud pero hay solo agentes sanitarios», añadió.
A su vez informó que a pesar de la situación que están pasando en Bartolomé de las Casas, «todavía no hay bloqueo sanitario, pero se sale con mucha precaución, con los protocolos que corresponden. El viernes se conformó una comisión de emergencia entre los pobladores para ayudar a atender a las personas que no saben a quién recurrir».
Asimismo señaló que faltan alimentos, «tenemos que ir Comandante Fontana a comprar las mercaderías, hay negocios que no te quieren atender si no tenemos PCR negativo, y si van a aislar la localidad vamos a necesitar alimentos, hay muchos que ya están realizando aislamiento domiciliario».
A su vez, Ignacio otro poblador de la comunidad sostuvo que le sorprendió los casos que fueron apareciendo, «había mucho descuido, no teníamos personal de salud, porque dependemos de Fontana, de ahí los mandan a Ibarreta y si no los pueden atender lo llevan a Formosa. Nosotros en Bartolomé de Casas no tenemos ambulancias y el centro de salud está abandonado, no hay recursos».
«Si nosotros no nos manifestábamos, no nos íbamos a enterar de todos los casos de coronavirus que teníamos en el pueblo. Impulsamos esto porque estábamos preocupados por un caso que se dio a conocer, siempre nos decían que acá no había porque nos encontrábamos aislados, pero cómo podíamos estar seguro si no nos hacían el hisopado», aseguró.
Por último, el hombre informó que «la gente es muy obediente en la comunidad, usan barbijo toman distancia, ellos saben que esto no es un juego, es salud».

Comentarios Facebook