Alberto Fernández pidió votar boleta completa y ayudar a los «sin tierra»

El precandidato presidencial del Frente de Todos escuchó las propuestas de unos 50 jefes comunales. Alinearon el discurso y acordaron una estrategia para evitar el uso de tijeras en las PASO. Estuvieron Axel Kicillof, Verónica Magario y Sergio Massa.
«Vamos a sacar todos los votos necesarios para que Axel sea gobernador». La frase fue la respuesta de Fernando Espinoza a una periodista que le preguntó cuál es su pronóstico en votos para La Matanza, donde el diputado es precandidato a intendente. No es un dato menor: tanto él como la intendenta Verónica Magario querían el primer lugar en la fórmula por la gobernación.
La definición de Espinoza marcó el tono amigable que se percibió en el salón donde se realizó el encuentro entre el precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández; la fórmula para la gobernación, Axel Kicillof y Verónica Magario; el primer precandidato a diputado nacional Sergio Massa y medio centenar de intendentes entre los del PJ y los «primos hermanos», como llaman tras la unidad a los representantes del Frente Renovador.
Los dos últimos en llegar fueron Kicillof, que acababa de dar una extensa entrevista radial y se acercó caminando por la calle México, y luego Massa, que se quedó hasta el final y se retiró sin hacer declaraciones, apurado por llegar a sus recorridas previstas para hoy en Dolores y General Lavalle.
Fue la primera vez que todos estuvieron juntos. Del encuentro que días atrás tuvo lugar en La Plata, participaron los bonaerenses sin su precandidato presidencial. Ya ese día habían dejado atrás las asperezas por el cierre de listas.
Poco después de las 11, Fernando Gray arrancó el intercambio en su calidad de presidente del PJ provincial. Dio la bienvenida y ofició de moderador. Fernández pidió que todos hablaran, les dijo que quería escuchar las propuestas y realidades de cada uno. El pedido puso de buen ánimo a los jefes comunales que suelen quejarse de quedar marginados de las decisiones, especialmente los del interior.
La necesidad de alinear el discurso fue una moción aprobada en sucesivas reuniones de mesa chica bonaerense y de voceros y candidatos la semana pasada. Por eso en esta ocasión fueron un poco más allá y coincidieron en la necesidad de hacer campaña por la boleta completa en respuesta al posible corte que en favor de María Eugenia Vidal podría darse si se cumplen algunas encuestas. Los peronistas no hablan sobre los sondeos pero sí los manejan.

Comentarios Facebook