Alberto Fernández viaja a Bolivia para participar de la asunción de Luis Arce

El presidente Alberto Fernández viajará a Bolivia para participar el domingo por la mañana del acto de asunción del mandatario electo Luis Arce, en La Paz.
Según se informó oficialmente, el jefe de Estado viajará a La Paz, la capital boliviana, para asistir al acto de toma de mando de Arce, quien asumirá para cumplir el período 2020-2025, tras los 11 meses de Gobierno de facto a cargo de Jeanine Áñez.
El pasado 18 de octubre, Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), obtuvo el 55,1% de los votos, casi el doble que el segundo, Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), que logró el 28,8%, de acuerdo al recuento oficial de las elecciones presidenciales.
Fernández cuestionó a través de la red social Twitter las protestas y denuncias por presuntas irregularidades en los comicios bolivianos, dijo que le “preocupa” la existencia de “sectores que apunten a la violencia” y subrayó que “la democracia es el único camino para los pueblos de la región”.
“Hace apenas dos semanas el pueblo boliviano se expresó en las urnas con un masivo apoyo a Luis Arce. Nos preocupa que persistan en Bolivia sectores que apuesten a la violencia”, sostuvo el mandatario.
“Lo dijimos y lo repetimos: la democracia es el único camino para los pueblos de nuestra región”, añadió Fernández.
A la ceremonia de asunción están invitados más de cien presidentes y mandatarios de todo el mundo.
Un día después del triunfo electoral de Arce en Bolivia, Fernández se reunió con Evo Morales, el exmandatario boliviano, quien buscó refugio en la Argentina.
“Con Evo Morales nos juntamos para festejar; fue una reunión de amigos”, dijo Fernández sobre el encuentro en Olivos.
“Recordamos cuando salió el avión mexicano que tenía que pedir permiso para cargar combustible en Paraguay y seguir, porque en Bolivia no le querían cargar combustible para ir a México. Recordamos que pensábamos cómo íbamos a hacer con (Jair) Bolsonaro para poder sobrevolar cielo brasileño”, recordó el Presidente sobre ese encuentro, haciendo alusión a la salida de Morales de Bolivia hace un año.
“Todo eso, ahora lo decimos con una sonrisa y lo recordamos como un hecho tragicómico, pero esos momentos fueron muy duros”, expresó el Presidente.
“Estoy convencido de que Evo Morales había ganado las elecciones; pero lo sacaron del poder y lo obligaron a exiliarse con riesgo para su vida, como a muchos bolivianos que debieron escaparse”, dijo el jefe de Estado en su momento.
El 20 de octubre de 2019 los bolivianos acudieron a las urnas para elegir nuevo presidente. Evo Morales, en el poder hacía 13 años, buscaba un nuevo mandato.
Morales ganó en primera vuelta esos comicios, pero de inmediato los resultados desataron una ola de protestas violentas que denunciaron fraude y terminaron ganando el apoyo de la Policía y la Fuerzas Armadas, hasta forzar la renuncia y la salida del poder del mandatario

Comentarios Facebook