Amistoso: Argentina perdía 2-0 con Alemania pero lo empató sobre la hora en Dortmund

A pesar de que el conjunto albiceleste comenzó mostrando buenas conexiones en el mediocampo, una desatención en la última línea le sirvió el 1-0 a Gnabry al cuarto de hora, instantes después de que Marchesín le tapara un mano a mano a Kimmich. Enseguida Marcos Rojo perdió el balón en la mitad de cancha y el contraataque teutón fue letal: Havertz anotó el segundo al minuto 22.
Más tarde Halstenberg estrelló un tiro libre en el travesaño y casi aumenta la ventaja. Como respuesta, Rodrigo De Paul (de lo más rescatable de Argentina) remató desde media distancia y se topó con el poste. Lionel Scaloni aprovechó el descanso para tirar las orejas de sus dirigidos y el elenco sudamericano cambió su semblante y dibujo táctico: atrás quedó con una línea de tres (Foyth, Otamendi y Taglafico) con Roberto Pereyra y Acuña como carrileros.
Si bien el DT del cuadro nacional apostó por Marcos Acuña y Lucas Ocampos (por Marcos Rojo y Ángel Correa) desde el inicio del complemento, fue Lucas Alario el que cambió el partido con su ingreso pasados los 15′ de la etapa final. Con un tanto de cabeza descontó para Argentina y puso en partido a los suyos. Envalentonado por la conquista, casi iguala con un tiro raso desde la puerta del área grande tras una escalada de Foyth por la derecha.
Los de Löw bajaron el ritmo en la segunda mitad y apenas generaron una situación clara que Marchesín desactivó en el cara a cara con Emre Can (era el 3-0). La visita tomó todo el protagonismo y, a base de presión, llegó al empate. Alario se quedó sin ángulo y no pudo definir cómodo luego de una habilitación de Lautaro Martínez en un robo ofensivo. Pero el ex River le sirvió en bandeja el 2-2 a Ocampos a falta de cinco minutos para el final. El balón se desvió en un defensor alemán y descolocó a Ter Stegen.
La Selección aprobó un examen sin su capitán y figura, Lionel Messi, pese a haber enfrentado a una potencia que tampoco contó con sus mejores valores y atraviesa una etapa de recambio.
Ahora el historial entre ambos marca que, en 23 partidos disputados, Argentina ganó 10 encuentros contra siete de Alemania. Empataron en seis ocasiones. En Copas del Mundo se encontraron en siete oportunidades: más allá de las finales en 1986, 1990 y la más reciente de 2014, se enfrentaron en el Mundial ’58, ´66 y 2006
La Selección viajará con destino a España: el próximo domingo en Elche, se enfrentará en el segundo y último amistoso de la gira ante Ecuador.

Lionel Scaloni

“Estas cosas nos sirven un montón porque demostramos que hay jugadores que son capaces de jugar con esta camiseta. Sobre todo en el segundo tiempo quedé muy satisfecho”, declaró el entrenador albiceleste, fijándose en los autores de los goles (Lucas Alario y Lucas Ocampos) que empiezan a hacerse un lugar en el plantel. Probablemente sumen más minutos en el próximo amistoso ante Ecuador (este domingo en España) y forman parte del proyecto de cara a la Copa América 2020.
Al mismo tiempo, el DT del cuadro nacional valoró: “El primer tiempo la verdad que no dejó buenas sensaciones, por errores nuestros. Sabíamos que nos podían agarrar de contra y lo hicieron. Lo importante es que supimos cambiar, supimos entender el partido en el segundo tiempo». También argumentó que era consciente del poderío físico de los alemanes e intentó igualar esa materia con gente apta.
Scaloni entendió que su once mejoró con el cambio posicional planteado en el complemento con la salida de Marcos Rojo y el ingreso de Marcos Acuña, formando una flexible línea que fue de 3 a 5 (Roberto Pereyra, Foyth, Otamendi, Tagliafico y Acuña): “En el segundo tiempo trasladamos la pelota con más paciencia. Salió un buen partido, hay muchas cosas positivas para lo que viene, eso es lo más importante”.
Por último, el estratega nacional remarcó la actitud de reponerse ante el 2-0, admitió que “pudo haber terminado mal” y concluyó: “En estos partidos es importante el rendimiento, el resultado es secundario aunque, si no se pierde, mejor”.

Comentarios Facebook