Araceli González habló sobre el abuso que sufrió su hijo, Toto Kirzner, y pidió respeto

La actriz escribió unas sentidas palabras, días después de que el joven revelara lo que le pasó cuando tenía 7 años.
Araceli González recurrió a las redes sociales para pedir respeto para su hijo, Toto Kirzner, quien decidió contar que fue víctima de abuso a los 7 años, y también destacar el valor que tienen sus palabras. “La valentía de denunciar desde lo trabajado tiene un valor de logro. Modificar siempre con la verdad y denunciar desde lo construido. Acá hay mamá, acá hay amor, acá hay nido, acá hay familia”, remarcó la actriz.
Tras los dichos que Toto Kirzner realizó en el programa PH, Podemos Hablar el sábado pasado, la actriz decidió romper el silencio para respaldar a su hijo y también para remarcar que recién lo pudo contar ahora porque lo tuvo que trabajar internamente antes. Además señaló la importancia del lugar de la familia y de “acompañar sin juzgar”.
En su largo descargo, Araceli contó que se enteró hace poco de lo que había vivido su hijo. “No puedo dormir. Todo salió a la luz , ¡hace un año! El encierro provocó distintos estados que nos fueron llevando a ser más honestos, genuinos en nuestro accionar y sentir. Si hay algo que aprendí en estos años es acompañar y construir . Es lo que nos salva, fundamentalmente, el amor. Nada como el amor ante distintas adversidades y vivencias. Todos caminamos con marcas de la vida, pero lo más importante es trabajar cada una de ellas para convivir con ese dolor y transformarlo”, detalló.
Y sumó: “Nos construimos incluso con esas marcas. Seguimos caminando, sanando y amando con pasión sin perder nuestro aire y espacio… Teniendo piedad por el otro y respeto. Ser víctima de un abuso verbal o físico debe ser cuidadosamente abordado. Repito por la salud mental de cada ser humano. Hay muchas formas de ser víctima. No importa el sexo o la edad. ¿Qué hacemos con esto? Juzgamos, levantamos el dedo, opinamos y nos olvidamos del tránsito doloroso y del camino hecho, trabajado desde la raíz cada estado de angustia. Los dolores son intransferibles”.
Asimismo, la actriz definió a su hijo como un ser valiente, sensible y lleno de luz y opinó que hay que “abrazar los corazones dañados por abuso de cualquier tipo”. “Mi valiente y sensible habló. Pido respeto. Pido cuidado en sus palabras como lo pediría por cualquier ser humano que se abre a la verdad y tiene la fortaleza de hacerlo público. En el momento que sintió hablarlo, fue genuino. Su vida se construye día a día. Es su elección construirla. Ser de luz que sabe saborear distintos estados para transformarlos en plenitud y sabiduría. Ser de fortaleza que cambia dolor por construcción. Debemos saber caminar con nuestras marcas”, expresó.
Y concluyó: ¡Nada es fácil! Para nadie, pero ser íntegro y digno es una elección. Lo hace un hombre noble, único y fuerte. Gracias por los mensajes recibidos. Nosotros abordamos y anidamos. Nuestro compromiso es la familia y la sociedad que nos rodea. Respeto”.
Horas antes, Flor Torrente había escrito unas palabras para su hermano en la misma red social: “Siempre fuiste un niño especial, desde el instante en que te conocí. Bajaste en ese ascensor con ese gorrito de tela celeste y unos ojos que decían muchísimas cosas desde la inmensidad del silencio. Yo tenía 10 años, y recuerdo que esa mirada me penetró. Siempre supe que me enseñarías muchas cosas, pero te juro que me enseñaste muchas mas de las que pensé”. Y luego sumaba: “Te amo con todo mi ser, no podría decir cuánto, pero sí con cada pedacito de mis cuerpos. Somos una gran familia, con nuestros defectos y virtudes, con nuestras emociones e historias. Los amo y me siento muy agradecida de la familia que elegimos”.

La palabra de Toto

Tomás Kirzner reveló que a los 7 años fue abusado sexualmente por un hombre. “En dos oportunidades abusaron de mí. No sé ni cómo se dice ni cómo se anuncia. Mi familia lo sabe, por supuesto”, contó en PH: Podemos Hablar.
El joven actor relató que los abusos ocurrieron cuando era un niño. “Soy una persona muy ansiosa, todo lo quiero ahora y ya. Aquel día, con 7 años, quería ir a la casa de mi amigo que vivía por zona norte como mi familia y yo. En el barrio estaba laburando una persona a la que yo no había visto tanto”, detalló y entonces explicó que si hubiese podido, habría evitado aquella situación. “Estaba empecinado con llegar a la casa de mi amigo cuando me lo encuentro a él, que lo tenía de vista por haberlo cruzado en un par de oportunidades. Estaba con un rastrillo del lado de la calle y me empezó a hablar. No se por qué, pero en un momento sentí que se empezó a oscurecer todo y yo me quería ir. Me empecé a alejar, él lo empieza a notar y finalmente ocurre”, dijo. “No voy a entrar en detalles porque es horroroso”, aclaró.
Este hombre era alguien que trabajaba en el barrio. “Lo conocían en los lugares que yo frecuentaba. Me acuerdo que me fui corriendo y llorando, no sabía a quién decirle. No lo vi más por un tiempo pero después volvió. El lugar en donde vivía terminó siendo una pesadilla”, confesó. Y agregó: “Ocurrió una segunda vez y después nunca más. Me acuerdo cuando hace un par de años atrás le cuento a mi familia y a mis amigos más cercanos de la infancia. Mis viejos ahí se unieron para decir: ‘¿Qué hacemos con esta situación?’”, explicó sobre el momento en que decidió decirle la verdad a sus padres.
La primera en enterarse fue Araceli. “Salió repentinamente. Estaba mirando el noticiero con ella y con Fabi y me empieza a agarrar un ataque de pánico. Ahí mi vieja sola me dice: ‘¿te pasó algo a vos?’. Y le conté”. Después de conversarlo con su entorno y de buscar ayuda, Toto logró empezar a trabajar lo que le pasó. “Ahora estoy bien con el tema, lo naturalizo bastante en mi vida cotidiana”, explicó y agregó: “Decirlo acá me juega en contra, ¿lo habré dicho bien o mal? No sé de qué va a servir que lo diga, pero quizás porque ahora estoy tan tranquilo con el tema lo puedo contar libremente”.

Comentarios Facebook