Aseguran que bajó un 35% el consumo de productos cárnicos

Desde una carnicería de la ciudad, en diálogo con el Grupo de Medios TVO manifestaron que el consumo de productos cárnicos bajó un 35%, lo que se debe a la suba constante de precios como también al horario reducido en el que continúa trabajando el sector comercial en general.
“Estamos trabajando con una baja en las ventas de un 35% de lo que es habitual por los aumentos que tuvimos, si bien se mantuvo el precio de hace dos o tres semanas pero este último aumento fue muy de golpe y pegó mucho en el bolsillo de la gente, no alcanzó para poder remontar el consumo, además estamos en invierno donde se consume menos carne y las ventas bajaron”, dijo un trabajador del local.
Asimismo dijo que los clientes “como hace frío buscan más cortes económicos que son aguja, marucha, osobuco, molida que es un corte rendidor, se consume más los cortes con huesos”.
Aseveró además que por la inflación “la gente consulta mucho los precios, sobre todo el del asado, cuadril, lomo, que son los cortes más caros de una carnicería, los cortes básicos capaz no consulta la gente, viene directo a comprar lo que necesita. El consumo de pollo también si bien no subió tanto se sigue consumiendo mucho igual que el cerdo, se mantiene eso. Nosotros estamos trabajando a un 35% menos de ventas que la habitual también por las restricciones de los horarios, el consumo baja porque no hay circulante, hay poco dinero que no alcanza para comprar carne”.
Respecto a precios, señaló que “una costilla de ternera está a 890 pesos el kilo al igual que el cuadril, el lomito un poco más, no es que sea caro sino que no alcanza para comprar, es la plata la que no alcanza,”
“Estamos esperando que esto repunte pronto para vender más, al bajar el consumo se nos hace más difícil poder trabajar, está complicado”, reconoció al finalizar.

Comentarios Facebook