Bajo el mismo manto protector (Por Cnel. Gabriel Jorge De Senzi)

Recientemente se celebró el día de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de la Ciudad de Formosa, de la Diócesis y de la Provincia.
Con los primeros pobladores de Formosa, procedentes de la Villa Occidental, el entonces Mayor del Ejército Jorge Luis Fontana trajo en 1.879 la primera imagen de la Virgen, para que sea venerada y proteja la Villa Formosa. En su origen dicha imagen perteneció al Mayor Heriberto Sandoval, quien la donó para que sea honrada como perpetua Madre y Patrona. Ambos oficiales combatieron en una dolorosa guerra entre hermanos, la Guerra del Paraguay, probablemente rogando protección en la batalla a la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora del Carmen quien además es Patrona del Ejército de los Andes y Generala del Ejército Argentino.
Con motivo de la Expedición Libertadora a Chile, el General San Martín puso al Ejército de Los Andes bajo su patronazgo y le entregó su bastón de mando el 5 de enero de 1.817, en una serie de ceremonias importantes de la cual participó masivamente la población de Mendoza en grandes, ruidosos y coloridos festejos. Antes de emprender la hazaña, fue vista la necesidad de contar con divina protección para la empresa libertadora. Fue entonces que los oficiales argentinos y chilenos que integraban el Ejército de Los Andes acordaron el patronazgo de la Virgen del Carmen por su popularidad de antigua data en toda la América, especialmente en Chile y en Cuyo. A este acontecimiento y a hechos posteriores se debe que Nuestra Señora sea asimismo Patrona de Chile, y Patrona y Generala Jurada de sus Fuerzas Armadas y del Orden. Del mismo modo es Patrona de la Ciudad de Lima, ciudad donde llegaría el Gral. San Martín para contribuir a la Independencia del Perú.
«La Patria y la Virgen del Carmen nos conducen a la victoria; Ella es la honra de la Patria, la Soberana, Madre y Generala de las tropas que caminan a la Victoria», diría en oración patriótica el capellán general castrense, doctor Lorenzo Güiraldes durante la ceremonia.
Ha querido entonces la divina providencia, que bajo un mismo manto protector sea guiado y protegido el pueblo de Formosa, así como los integrantes de nuestro querido Ejército Argentino. Hoy desde aquí, desde Formosa, rogamos a Nuestra Santa Madre que nos bendiga, nos guíe y nos proteja siempre.

Cnel. Gabriel Jorge De Senzi
Jefe del RI Mte 29 «Coronel Warnes»

Comentarios Facebook