Basterra sobre Vicentín: “Estamos haciendo un tremendo esfuerzo para recuperar una empresa”

El ministro de Agricultura de la Nación, el ingeniero Luis Basterra, subrayó que “estamos a favor de la defensa de Vicentín”, marcando que si bien “no podemos permitir que caiga, no vamos a defender a una conducción que la llevó a la quiebra. Aspiramos a que la empresa se recupere y crezca”.
En declaraciones a Canal 3 Formosa, recogidas por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el titular de la cartera de Agricultura fue consultado sobre los intentos de determinados medios y opositores de presentar la intervención y el proyecto de expropiación de la cerealera como “inconstitucional”, en lo que también se enmarcan los agravios que recibió en los recientes días.
“Todos son instrumentos que se están utilizando para denostar a una decisión política que es rescatar a una empresa, pero no bajo el modelo de gestión al que aspira el poder fáctico a través de la concentración, sino que denotan contra la posibilidad de gestionarla de manera mixta entre el Estado y el capital privado”, expuso, mencionando a modo de ejemplo a YPF.
Según apuntó, “utilizan cualquier artilugio para poner en consideración el instrumento y no la medida. Empiezan a plantear el problema de la expropiación como si fuera que se está apelando a los demonios, cuando es un instrumento que está claramente definido en la Constitución Nacional y que además fue el instrumento mediante el cual se resolvió la argentinización de YPF”.
Categórico, hizo notar que “quienes hoy denotan contra la decisión del Gobierno Nacional dicen que podría haber otras formas de asociar a YPF, pero se olvidan que YPF es una empresa expropiada, por lo tanto tienen que revisar su estrategia”.
En ese sentido, el ministro planteó que “más vale demos la discusión de si conviene o no tener una empresa estatal que no monopolice el comercio de granos, pero sí que sea un activo partícipe del mercado, que sea una empresa de referencia y que permita a todos los productores tener una clara dimensión de lo que es el comercio, un comercio justo, posibilitando a la vez mediante asociaciones con el sistema cooperativo, empresarios locales y Gobiernos hacer que la captura de valor, más allá de la generación del grano, también pueda ser repartida entre argentinos y no que tenga que ser sólo para girar divisas a exterior”.
Cuando se le hizo notar que el DNU del presidente Alberto Fernández incluía su firma el mismo lunes del anuncio, lo que echa por tierra que no participó de las negociaciones respecto de la firma, Basterra fue categórico: “Han cometido hasta esos exabruptos en este intento de denostar contra la decisión política y a la vez intentando crear una división dentro del Gabinete absolutamente falsa. Yo soy amigo de Gabriel Delgado (futuro interventor de Vicentín). Muy conocido, trabajamos juntos. Estamos en constante comunicación, de hecho personal del Ministerio perteneciente a la ONCCA está participando en la evaluación y la verificación de todos los elementos que la intervención ha tomado, definimos y opinamos estrategias comunes”.
Crear una grieta

A su vez, consultado sobre los intentos de comparar la intervención de Vicentín con la Resolución 125/2008, respondió: “Intentan escalarlo a un nivel que no tiene ninguna razón de ser para tener alguna razón, así como invitan a la gente a salir de la cuarentena y la gente cuando sale de la cuarentena se muere. De la misma forma están promoviendo es volver a esto que nos llevó el Gobierno (en el período anterior), que es dividir a los argentinos y crear una grieta”.
“Nada más alejado que eso por parte del Gobierno de Alberto Fernández y nosotros que somos sus ministros, quienes llevamos adelante sus políticas –esclareció Basterra-. Estamos en una acción de coordinación y de articulación para que el conjunto de los argentinos puedan transitar la salida de esta tremenda situación económica que nos dejó Mauricio Macri, que nos enfrenta además con una pandemia mundial, global y en medio de todo eso estamos haciendo un tremendo esfuerzo para recuperar una empresa nacional, para que pueda seguir siendo nacional y para que los beneficios que se obtengan a partir de la recuperación de esta empresa queden en el territorio argentino”.
Significó que “hay que luchar contra una ideología que gobernó cuatro años, que generó la mayor deuda externa que se tenga memoria, en tiempo récord, que ahora parece que ‘yo no fui’, ‘yo no tuve nada que ver’, ‘yo no hice nada’, pero ese Gobierno fue el que le dio a esta empresa 300 millones de dólares mientras le negaba el crédito a cualquiera de nuestros ganaderos”.
“Pregúntenles a cualquiera de los ganaderos si el Banco Nación estaba en condiciones de otorgarles un crédito si no era con una exhaustiva y profunda evaluación de las carpetas, mientras que por vía de excepción le dio a Vicentín 300 millones de dólares cuando ya estaba fundida y después de haber puesto varios millones para la campaña de Macri”, denunció el titular de Agricultura nacional.
Recalcó que “nosotros estamos a favor de la defensa de Vicentín. Lo que no podemos permitir es que caiga y no vamos a defender a una conducción que la llevó a la quiebra. Es por eso que está intervenida. Aspiramos a que una empresa como Vicentín se recupere y crezca”, en enfatizando que “el Presidente fue muy claro cuando estuvimos reunidos con el CEO (Sergio) Nardelli. Le dijimos que no tenemos ninguna animosidad, por el contrario. Lo conozco personalmente a Quito Vicentín, que fue pilar de la expansión de esta empresa que tiene más de 90 años, símbolo de lo que ha sido una firma floreciente y regional que, junto con la cooperativa Avellaneda, son dos emblemas de la producción agropecuaria del norte de Santa Fe”.
En esa línea, dijo que “entendemos que hay una cantidad de accionistas que son miembros de la familia Vicentín que tienen todo el derecho incluso a seguir siendo parte de esta empresa. Y el Presidente les dijo que pueden seguir siendo parte de esta empresa, lo que pasa es que tienen que responder patrimonialmente por 1350 millones de dólares que no los tienen y que el activo físico de la empresa no lo vale”.
Abundó en este aspecto al marcar que “una empresa funcionando probablemente hasta valga más, pero en el estado en que la han dejado vale por los fierros (el equipamiento) y por las construcciones que tiene. No vale por la calidad del negocio, nadie le cree a Vicentín. Están inflando todo esto como si Vicentín hubiera sido la mejor de las empresas argentinas y que viene un Estado glotón a devorársela. Y la verdad es que viene el Estado a recuperar una empresa que desde hace seis meses está en conflicto”.

Adalides

Recordó el ministro Basterra que “el día 6 de diciembre de 2019 me propone el Presidente ser ministro dentro de su equipo. Ese mismo día me llamaron de la empresa Vicentín funcionarios y dirigentes para plantearme los problemas que estaban teniendo”.
“Desde febrero que está la convocatoria de acreedores y todavía no está resuelto eso –advirtió-. Pasó toda la campaña de soja y no pudieron comparar un gramo de soja porque estaban en convocatoria y nadie les entrega porque les deben a las cooperativas y a los productores. Ahora se erigen en los adalides de quienes defienden a la firma, en los adalides del modelo empresario. No han funcionado, han fracasado”.
Contundente, requirió: “Dejémonos de ser pruritos e ideologizados porque no tienen ninguna validez, si quieren que a Vicentín la apropie Cargill o Cofco díganlo claramente. Si quieren que sea del patrimonio nacional, está abierto el modelo para que los argentinos sean parte de lo que va ser el estado de la empresa. Los mismos tendedores de acciones pueden serlo, al igual que los Gobiernos provinciales con los cuales tiene deuda a través de sus bancos. El Gobierno Nacional lo va a ser”.

Comentarios Facebook