Bodas de Plata de la Demagogia en Formosa

Ante la trascendencia en los últimos días de las situaciones que vivimos en la provincia de Formosa, me veo en la necesidad de expresar que no es algo extraordinario todo lo que sucede, los formoseños tenemos como moneda corriente en los últimos 25 años la censura al que piensa distinto, el entorpecimiento a la justicia, el avasallamiento de las libertades individuales, la persecución en los distintos niveles usando para ello a personal de la fuerza de policía, personal docente, periodistas, etc. 
Estos actos de atropello a los DDHH primordiales, tienen como principal ideólogo al mismo gobernador de la provincia de Formosa, el veterinario Gildo Insfran; quien toma las herramientas a su alcance ya sean recursos humanos como su gabinete o en el último año el creado Consejo de atención Integral de la emergencia Covid-19 , quien fuera atribuido con poderes del legislativo para generar leyes, resoluciones y/u ordenanzas que no hacen más que generar una situación de miedo e incertidumbreen la población y así mantener el control sobre quienes se atrevan a levantarse contra sus políticas y modos nefastos, todos los comprovincianos somos testigos y/o conocemos alguien que fue víctima de alguno de estos actos, desde la censura publica hasta la detención en comisarías, “centros de aislamiento” en los cuales las condiciones sanitarias son deplorables y casi nulas, que dada la situación pandémica que estamos atravesando no hacen más que aumentar las posibilidades de contraer algún virus o bacteria, lo que complicaría aún más la situación de nuestro endeble sistema de salud.

La falta de políticas eficaces para poder controlar y sobrellevar el contexto actual, solo revela extrema carencia de facultades políticas de nuestros gobernantes, que solo buscan perpetuarse en el poder y seguir lucrando a costa del ciudadano formoseño, dejando tras de sí un sinfín de medidas absurdas, inútiles y que gran parte de los medios de comunicación audio visuales que responden al mismo régimen autoritario de Gildo celebran y adornan para que el común de la gente no los note.

Espero que esta suerte de carta sea leída por jóvenes y no tan jóvenes para ayudarlos a abrir los ojos y entiendan que no es normal la forma en la que se están manejando estas figuras oscuras de la política local, es hora de que mostremos nuestro descontento y marquemos el camino correcto que queremos para nosotros, nuestros hijos y nietos. ¡¡Por una Formosa mejor!!

Martin S. Riveros   

Presidente Jóvenes Pro Formosa

Comentarios Facebook