Bullying: niño fue víctima de una golpiza y la única opción que dio el SeTIC es «cambiarlo de escuela»

Este fin de semana se viralizó a través de las redes sociales la denuncia de la madre de un niño víctima de bullying quien manifestó que a su hijo lo golpearon sus compañeros de escuela y que es acosado desde hace tiempo; según aseveró la situación fue comunicada a las autoridades escolares, pero nadie se ocupó de tomar cartas en el asunto. El lamentable hecho ocurrió el miércoles de la semana pasada en la escuela 502 «Carlos De Jesús Medina» del barrio Virgen del Rosario.
En diálogo con el Grupo de Medios TVO, Zunilda Zaracho -madre e Mateo- contó que «desde el mes de abril mi hijo viene sufriendo violencia, si bien en varias ocasiones ya llegó golpeado a casa esta vez fue peor porque le pegaron en la cara una piña».
«Mateo tiene 9 años, no es solo un niño el que le hace bullying sino varios y me imagino que son de la misma edad porque van al mismo grado», aseveró.
La mujer dejó en claro que a raíz de lo que estaba ocurriendo en reiteradas ocasiones pidió «ayuda» pero no fue escuchada: «Pedí ayuda a la Directora, a la Vice, a la Seño y nunca tomaron cartas en el asunto, por eso pasó esto».
«Quien me informó de esto fue la directora, pero para ella como que no fue nada grave, incluso me llamó fuera de la escuela. Inmediatamente me acerqué a la escuela a buscar a mi hijo, entonces me encontré a la Seño que le estaba poniendo hielo y estaba haciendo un acta», recordó y lanzó que no se tomaron medidas al respecto puesto que «le pregunté a la Directora que iban a hacer y me respondió que primero tenía que hablar con la madre del nene que agredió a mi hijo, a partir de ahí no se comunicó más conmigo, ya no supe qué pasó».
«Desde que pasó esto mi hijo no va a la escuela, y por ahora no lo voy a mandar. Él está muy asustado porque no es de ahora. Desde hace meses lo venían cargando, él volvía llorando a la casa, me decía que no quería ir más porque sus compañeros le pegan, le dicen pobre, negro, le tiran chicle, papeles de atrás, en el pizarrón dibujaban por ejemplo un chocolate para insultarlo por su tono de piel; inclusive vino con varios golpes por eso fueron reiterados los pedidos que les hice a los directivos de la escuela, pero todo fue en vano», recordó Zaracho.
Disparó enojada que «desde la escuela los directivos dicen que no hay bullying, siendo que después de mi denuncia pública se comunicaron conmigo muchísimas madres de chicos de allí contándome cosas que yo no sabía, que hay otros niños que lo sufren, pero los padres no se animan a denunciar».
«Lamentablemente luego de esto mi hijo sigue sufriendo porque es él quien no va a la escuela, inclusive me dijeron desde el SeTIC -Servicio Técnico Interdisciplinario Central – si yo quería cambiarlo de escuela, jamás dijeron que van a tomar otras medidas, sino que lo que pretenden es cambiarlo de institución, si no pueden hacer otras cosas por supuesto que voy a aceptar, es la única opción que me dieron», confió la mujer.
«Muchas veces mi niño no me quería contar lo que le pasaba porque tenía vergüenza ya que yo me iba a hablar con la seño y los chicos se burlaban aún más, le decían que no se defendía y que su mamá lo hacía por él. Yo siempre le dije que tenía que contarme a mi o a la seño y no debía reaccionar de manera violenta, por eso él no se defendía de otra manera, me siento mal y no sé si hice bien en decirle esas cosas», asintió.
Finalmente, vale decir que además de hacer público hecho, la misma también denunció lo sucedido en la Comisaria Seccional Sexta.

Comentarios Facebook