Bundesliga: el fútbol arrancó con una goleada del Borussia Dortmund sobre FC Schalke 04

La Bundesliga se reanudó con seis partidos de las 26° fecha. El dato saliente es que Borussia Dortmund demolió a Schalke 04 por 4-0, se quedó con el clásico del Rühr y presiona a Bayern Munich, líder con un punto más, que jugará este domingo frente a Union Berlin.
El portugués Raphael Guerreiro, autor de dos goles, fue la figura del encuentro, jugado en un estadio vacío y bajo un estricto protocolo de higiene. En los otros partidos, Hertha Berlin (el argentino Santiago Ascacíbar ingresó a tres minutos del final) goleó como visitante a Hoffenheim por 3-0, Wolfsburgo derrotó 2-1 a Augsburgo con un gol in-extremis de Daniel Ginczek. Además, Leipzig dejó dos puntos al igualar 1-1 con Freiburg y en el duelo por el descenso empataron sin goles Fortuna Düsseldorf y Paderborn.
Con estadios vacíos, después de 1.274 test entre futbolistas, técnicos, fisioterapeutas y personal de los equipos, con 10 positivos entre la Primera y la Segunda División, la Bundesliga ofrece un ambiente extraño para adaptarse a las normativas sugerida por la FIFA, entre las que se incluyeron la posibilidad de efectuar cinco cambios por partido.
En los campos de juego y sus alrededores hubo 98 personas, cada una con su función: 22 futbolistas titulares, 5 árbitros, 18 suplentes, 20 integrantes de los cuerpos técnicos, 4 alcanzapelotas, 3 trabajadores sanitarios, 4 médicos, 4 efectivos de seguridad, 3 fotógrafos y 15 operarios del VAR. En total, y contando el personal en las tribunas y los accesos, en cada partido hubo 322 personas.
A cada uno de los cruces los planteles arribaron a los estadios en micros desinfectados y debieron portar barbijos, que no pudieron sacarse ni siquiera durante los 40 minutos habilitados para cambiarse. Era obligatorio el mantenimiento de la distancia social de 1,5 metros en todo momento (incluso durante los calentamientos previos, los entretiempos y al final del partido) salvo durante la acción en sí. Inclusive, al ser reemplazados, los futbolistas que dejaban la cancha tenían que colocarse un barbijo de inmediato, que era entregado por los médicos.

Comentarios Facebook