Caso García Belsunce: Nicolás Pachelo pidió domiciliaria por el riesgo del coronavirus

Nicolás Pachelo, el ex vecino de María Marta García Belsunce que está preso tras ser imputado en su crimen, iba a ser juzgado este mes por una serie de robos en countries, pidió la prisión domiciliaria al argumentar que como asmático es un paciente de riesgo que no debería estar encarcelado ante la pandemia de coronavirus.
El pedido fue presentado por su abogado, Roberto Ribas, ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, integrado por los jueces Osvaldo Rossi, Federico Ecke y Alberto Gaich. «Es importante destacar que mi asistido cuenta con antecedentes patológicos de dificultades de respiración crónica», señaló Ribas en el escrito. Allí también informa que ya se realizó el informe ambiental y las diligencias técnicas para ver si es viable una tobillera electrónica para Pachelo.
Ahora los miembros del tribunal pedirán informes médicos para acreditar la condición de asmático del acusado y evaluarán el planteo de su defensor.
El lunes, Pachelo iba a ser juzgado por ocho robos cometidos en countries de Pilar, Tigre y Berazategui, pero a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el coronavirus, el debate quedó suspendido hasta que se reanude la actividad judicial.
Desde el TOC 4, le sugirieron a los fiscales a cargo de la acusación, Andrés Quintana y Matías López Vidal, y al abogado Ribas, que la causa se resuelva con un juicio abreviado, pero «las partes no se ponen de acuerdo», según confió una fuente judicial.
El mismo tribunal fijó entre el 3 de agosto y hasta el 14 de octubre próximo, el juicio por el homicidio de García Belsunce, que también tendrá a Pachelo en el banquillo. Pero es la causa por los robos la que tiene a Pachelo detenido desde el 7 de abril de 2018 y cumpliendo prisión preventiva en la Unidad 23 de Florencio Varela.
Como presuntos cómplices en cinco de estos hechos, también serán juzgados el golfista Matías Osvaldo Marasco (41) y el caddy Iván Alfredo Martínez (31), ambos ya excarcelados.
Según la fiscalía, el modus operandi de Pachelo era ingresar a los countries con una falsa identidad y la excusa de acompañar a los golfistas en algún torneo, cuando en realidad, él aprovechaba para recorrer el barrio y entrar a robar a las casas deshabitadas.
Ocho son los hechos que le imputan, de los cuales tres fueron calificados como «robo agravado por efracción» (con pena de 3 a 10 años de prisión); un «robo simple» (un mes a 6 años); dos «hurtos agravados por uso de ganzúa, llave falsa o verdadera sustraída» (de 1 a 6 años); y dos «hurtos simples» (un mes a 2 años).
Según el requerimiento de elevación a juicio -al que tuvo acceso Télam-, cinco hechos fueron cometidos en el country Tortugas de Pilar el 29 de marzo de 2018, jueves de la Semana Santa de ese año, entre las 14.30 -horario en el que los tres imputados quedaron grabados entrando en la camioneta Dodge RAM de Marasco-, y las 20.53 cuando se los ve retirarse en el mismo vehículo.
Entre las víctimas de esos robos -todos en ausencia de moradores-, hay un banquero, un empresario gastronómico y hasta la hermana de un ex intendente de Pilar. De sus casas se llevaron 32.000 euros, entre 1.600 y 2.000 dólares, 9.000 pesos, tres lingotes de oro, una pistola Glock, joyas y relojes.
La prueba clave son los videos de las cámaras de seguridad que, según los fiscales, captaron a Pachelo andando en bicicleta por el country, merodeando las casas robadas y hasta huyendo con una caja de seguridad y una barreta entre sus manos.
El acusado fue reconocido en los videos por dos testigos clave: su hermanastro Hernán Coudeu, que aún vive en ese country, y Roberto Aranda, gerente general del Tortugas.
Cuando Pachelo fue detenido en 2018 en su departamento del barrio de Retiro, se secuestraron ropas similares a las que el acusado vestía en los videos y varios relojes y joyas luego reconocidos por algunas víctimas.
Pachelo dijo en su indagatoria que ese día fue al country Tortugas a ver a una amante que lo hizo ingresar escondido en un auto y cuyo nombre no quiso aportar por una cuestión de caballerosidad, coartada que quedó derribada por los videos donde se lo vio entrar, sonriendo a la cámara, en la camioneta de Marasco.
Otros dos hechos por los que será juzgado ocurrieron en el country Nordelta de Tigre en noviembre de 2017 y enero de 2018, donde se llevaron 240.000 pesos, 7.000 dólares, relojes y ropa.
El octavo y último robo que le imputan ocurrió el 9 de diciembre de 2017 en el Club de Campo Abril, en Hudson, partido de Berazategui, donde robaron joyas y relojes.
Pachelo ya cuenta en 2005 con una condena de tres años y tres meses de cárcel por robar en casas de amigos y en 2019 un tribunal federal lo dio dos años de prisión en suspenso por vender drogas sintéticas en fiestas VIP organizadas en quintas del conurbano.

Comentarios Facebook