Clorinda: Drogas Peligrosas secuestró más de 130 envoltorios de «Chespi»

En el marco de una tarea investigativa realizado por personal de la Drogas Peligrosas Clorinda, se logró el secuestro de 138 envoltorios de estupefacientes denominado “Chespi”, listo para la comercialización en el sector de barrera del barrio La Manzanita, ciudad de Clorinda.
La Policía de Formosa lleva adelante acciones vinculadas a las políticas públicas de seguridad y lineamientos del Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo; cuyo resultado se ve reflejado día a día, por los constantes procedimientos realizado por los elementos de la fuerza.
En esta línea de trabajo, integrantes de la Delegación Drogas Peligrosas con asiento en la ciudad de Clorinda llevaron a cabo una profunda investigación en torno a un hombre que se dedicaría a la presunta venta de estupefacientes al menudeo en el sector de barrera de contención hídrica del barrio La Manzanita de esa ciudad.
Con los datos obtenidos, los efectivos realizaron tareas preventivas en el sector, logrando visualizar al sospechoso el último viernes en horas de la tarde, en inmediaciones de la barrera casi San Juan, quien al percatarse de la presencia policial en el sector, emprendió huida deprendiéndose durante el mismo, unos envoltorios que arrojó entre los pastizales.
Ante esta situación el personal policial en presencia de testigos procedió a verificar los envoltorios de nylon, cuyo interior contenían una sustancia amarronada en su interior, tratándose de 138 bollitos, acondicionados para su comercialización con una sustancia comúnmente denominada “Chespi”, los que sometidos a prueba de orientación química arrojaron presencia de clorhidrato de cocaína.
La sustancia fue secuestrada y trasladada a sede policial, dándose inicio a causa judicial por infracción a la Ley 23.737, continuándose con las tareas investigativas a fin de proceder a la aprehensión del joven, quien ya se encuentra debidamente identificado.
Crack o Chespi

El crack es una droga ilegal utilizada comúnmente con fines “recreativos”, creada a partir de la combinación de clorhidrato de cocaína y bicarbonato sódico y se forma una piedra con diferentes usos.
Es una droga que fácilmente puede provocar adicción psicológica, incluso en aquellos usuarios que la consuman por primera vez. El daño que hace es irreversible.
Aumento de la frecuencia respiratoria y tensión arterial, taquicardia, sudoración, temblor en las extremidades, adormecimiento de los labios, náuseas, vómitos y sensación vertiginosa son algunos de los síntomas. Los pulmones son los principales órganos expuestos. Tos con expectoración, dolor torácico, neumonía, tuberculosis pulmonar, abscesos del pulmón y embolia séptica, son algunos de los síntomas ocasionados por los consumidores.

Comentarios Facebook