Clorinda: la Policía allanó una vivienda para trasladar a una mujer con Covid-19 a un Centro de Atención Sanitaria

Según la orden del juez Julio Raúl Mauriño, trabajadores del SIPEC Clorinda acompañado de la Policía ingresaron a una vivienda con la finalidad de trasladar a una mujer a un Centro de Atención Sanitaria (CAS), que previamente se negó y violó la cuarentena domiciliaria en su condición de contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus.
Efectivos de la Subcomisaría 1° de Mayo de la ciudad de Clorinda, iniciaron este lunes una causa judicial por el delito previsto en el artículo 205 del Código Penal Argentino, que se sustancia con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional N° 2 de esa localidad, a cargo del Dr. Julio Raúl Mauriño.
De acuerdo a las primeras diligencias, una joven de 21 años que realizaba cuarentena domiciliaria en la Manzana 79 del barrio 1° de Mayo de la ciudad de Clorinda, por ser contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus, fue trasladada a un CAS por no cumplir con el aislamiento.
Además, en la casa donde debía seguir la cuarentena domiciliaria, vive su madre, una hermana y dos menores.
Tras el último hisopado realizado por el personal de salud, el resultado arrojó positivo a Covid-19. Ante ese panorama, el equipo del SIPEC, acompañado de la Policía, acudió a su domicilio para notificarle esa situación y posteriormente trasladarla a un CAS, conforme Protocolo Sanitario vigente.
Cuando llegaron a la casa, advirtieron que la mujer no se encontraba. Momentos después se hizo presente en una motocicleta, constatándose que había violado la cuarentena domiciliaria.
Se le notificó que debía ser trasladada a un CAS, ante lo cual la joven se negó rotundamente.
Luego de recibir testimoniales al personal de salud, que entregó el comprobante de PCR detectable a Covid-19 para ser adjuntado a las diligencias procesales, se inició la causa judicial con intervención de la justicia con la finalidad de evitar la propagación del virus. Además se solicitó al magistrado interviniente una orden de allanamiento para ingresar a la vivienda y proceder al aislamiento.
Con la orden en mano, en la tarde del lunes, personal del SIPEC junto a la Policía ingresaron a la casa, dialogaron con la madre de la mujer a quien se le explicó el motivo de la presencia en el lugar.
Luego la joven de 21 años accedió al traslado sin oponer resistencia alguna, siendo alojada en la Escuela N° 49, que actualmente funciona como CAS.
También se le notificó al grupo familiar que deberá permanecer en la casa por el término de 14 días -cuarentena domiciliaria-, donde oportunamente el personal de salud le realizará el hisopado.

Comentarios Facebook