Comerciantes volvieron a protestar en Casa de Gobierno que estuvo vallada y custodiada

Ayer al mediodía y tras convocarse por distintos medios, cientos de comerciantes sobre todo de la zona céntrica, volvieron a protestar en las afueras de Casa de Gobierno, acompañados por banderas argentinas y carteles que exigían poder trabajar. La jefatura de Gabinete estuvo totalmente vallada y con gran cantidad de efectivos policiales que custodiaron la zona. También se apostaron controles de tránsito en los alrededores y hubo refuerzos de policías, temiendo una posible marcha masiva como había ocurrido en marzo de este año y que terminó con cientos de detenidos y heridos.
Cabe señalar que los comerciantes de los rubros no esenciales, como también quienes pueden trabajar pero solo con delivery, de manera reiterada han expresado la asfixia del sector, que se ve impedido de ejercer al 100% y por ende no poder pagar sueldos, ni hacerle frente al resto de sus obligaciones.
El agotamiento del sector llegó luego de que días atrás la Policía impidiera la realización de una olla popular en la zona del Mercadito Paraguayo con el fin de brindarle un plato de comida a los comerciantes de la zona. También la reiterada negativa al diálogo por parte de la mesa covid y la falta de soluciones de funcionarios a la situación que padecen, agudizó el malestar que los obligó a convocarse nuevamente y exigir respuestas que lleven alivio para los trabajadores y emprendedores que dependen del día a día.
Ya pasado el mediodía, los funcionarios que forman parte de los anuncios diarios sobre los casos de coronavirus, fallecimientos, el avance de la vacunación y los controles en Formosa, se retiraron de Casa de Gobierno en medio de gritos de los trabajadores, que agarrados a las vallas pedían a gritos “que renuncien todos”. Con un megáfono, también aseveraron que “el pueblo se está muriendo de hambre”, algo que no obtuvo ningún tipo de respuestas de las autoridades que se marcharon del lugar sin dar ninguna explicación ni acercarse a dialogar.
“Solo queremos trabajar, es lo único que pedimos, hay lugares donde se acumula mucha gente y nadie dice nada, con un buen protocolo las zapaterías, las boutiques o los locales que venden ropa de abrigo, frazadas van a poder abrir. Ya estamos entrando en el invierno y no pudimos vender nada porque no abrimos, es una locura lo que pasa. Nos vamos a concentrar todos los días hasta que nos den una solución”, expresó una comerciante que se encontraba en la manifestación.

Comentarios Facebook