Con buenos resultados fiscales, Formosa se encamina a cerrar el año con superávit

La provincia de Formosa publicó sus resultados fiscales correspondientes al tercer trimestre del corriente año y volvió a registrar superávits tanto primarios como financieros, y se encamina a cerrar el año con resultados positivos pese a los fuertes golpes generados por la pandemia y el arrastre de la recesión económica.
De acuerdo a un informe publicado por la consultora Politikon Chaco, acumulado a septiembre de 2020, la Administración Pública No Financiera de la provincia de Formosa tuvo ingresos corrientes por un total de $67.428,5 millones, creciendo un 32,8% respecto al mismo período del año anterior; mientras que los gastos corrientes totalizaron $55.675,3 millones, incrementándose un 30,6% interanual. De esta manera, el resultado económico fue positivo en $11.753,2 millones, mejorando un 30,4% respecto al 2019.
Por su parte, los ingresos de capital fueron del orden de $427,3 millones (cayendo un 9,8% interanual), al tiempo que los gastos de capital totalizaron $8.729,2 millones (+16,7% interanual)
De este modo, el resultado primario de la Administración Pública no Financiera de la provincia de Formosa (que surge de la diferencia entre los ingresos totales y los gastos primarios – que no incluyen los gastos de pagos de servicios de la deuda pública) marcó un superávit en $4.057,3 millones, incrementándose en un 139,8% respecto al superávit mostrado al tercer trimestre de 2019.
A su vez, el resultado financiero (que se calcula como la diferencia entre los ingresos totales y gastos totales, incluyendo los pagos de los servicios de la deuda pública) marcó un superávit de $3.451,3 millones, también creciendo un 203,7% respecto al superávit de $1.136,4 millones mostrado en el mismo período del año anterior.
En este marco, se destaca que servicios de deuda pública se incrementaron apenas en un 20,9% interanual (totalizó $605,9 millones), significando apenas un 1,1% de los gastos corrientes.

Estructura de los ingresos

Los ingresos corrientes de la provincia al segundo trimestre del corriente año totalizaron $67.428,5 millones: el 81,3% de los mismos son ingresos tributarios, que crecieron un 30,8% interanual. Por su parte, el 10,9% de los ingresos corrientes corresponden a contribuciones a la seguridad social (+28,6% interanual); el 6,5% corresponden a transferencias corrientes (que crecieron un 196,8% a partir de asistencia del tesoro nacional a la provincia); el 0,7% a recursos no tributarios (-11,2% i.a); el 0,4% por venta de bienes y servicios de la administración pública (+8,9% i.a); y el 0,3% a rentas de la propiedad (-79,3% i.a).
En este punto, se debe destacar en primer lugar que, dentro de los recursos tributarios, el 93,6% corresponden a recursos de origen nacional (transferencias automáticas) mientras que el 6,1% restante corresponden a la recaudación provincial de tributos, evidenciando así una fuerte dependencia de recursos nacionales, que se fortalece además al observar su evolución respecto al año anterior: el total de los recursos tributarios creció un 30,8%, bastante por debajo de la inflación, confirmando así el impacto de la pandemia en la recaudación; pero en ese mismo marco, la recaudación provincial tuvo un evolución mucho más débil: creció solo un 23,9%, contra 31,2% de los nacionales. Por ende, los efectos en la actividad económica y pago de tributos se vieron más afectada a nivel provincial que nacional.
Por otro lado, siguiendo en la línea de los ingresos corrientes, se debe destacar la performance que mostraron las Transferencias Corrientes: su crecimiento del 196,8% interanual se debe, como se mencionó anteriormente, a la asistencia del tesoro nacional a la provincia, con partidas de asistencia financiera como los ATN. Estos recursos, que son mayoritariamente extraordinarios, explican en gran medida los resultados finales de la provincia ensanchando la disponibilidad de recursos.
A su vez, los ingresos de capital totalizaron $427,3 millones, con una considerable caída interanual (-9,8%), que no debe sorprender ni preocupar por el propio contexto que se atraviesa en el país. El mayor peso sobre el total lo tiene las Transferencias de Capital, que representan el 91,2% del total de estos ingresos, pero muestran una caída interanual del 8,7%; el concepto de Disminución de la inversión financiera por su parte, participa del 8,7% del total de los ingresos de capital (cae 15% interanual) y los recursos propios de capital representan apenas el 0,1% el total, y son los que muestran la mayor caída: 95,9% interanual.
De esta manera, los ingresos totales de Formosa fueron por $67.855,8 millones al tercer trimestre 2020: un 32,4% más que en el mismo período 2019.

Estructura del gasto

Los gastos corrientes provinciales totalizaron $55.675,3 millones: el 59,5% corresponde a Gastos de Consumo, que creció un 29,8% interanual. En este punto se destaca que el gasto en personal (salarios a agentes públicos) representa el 77% del total del gasto de consumo, y el 45,9% del total de los gastos corrientes; por su parte, el 21% corresponde a prestaciones de la seguridad social (+32,4% i.a); el 18,3% a transferencias corrientes (+32,4% i.a), y el 1,1% a rentas de la propiedad (intereses y servicios de la deuda pública), que creció un 20,9% interanual.
Respecto a los gastos de transferencias corrientes, se destaca que las correspondientes a municipios formoseños en concepto de coparticipación totalizan unos $4.567,2 millones (26,6% interanual), mientras que los subsidios a los municipios fueron por otros $395,8 millones. Además, las transferencias al sector privado crecieron un 27,9%.
De este detalle se desprende que el gasto corriente en Formosa tuvo caídas reales: ninguno de los principales conceptos del gasto creció por encima de la inflación, por lo cual en algunos aspectos fundamentales (como ser gasto de personal y recursos para municipios) hubo una pérdida para los beneficiarios.
Además, el hecho de que el total del gasto corriente se haya incrementado en un 30,6% y los ingresos corrientes en un 32,8% marca a las claras que hubo un “ajuste” en la ejecución del gasto que permitió a Formosa sostener superávits fiscales.
Continuando con el detalle del gasto, los gastos de capital totalizaron $8.729,2 millones (+16,7%), donde se destacan la inversión real directa con el 81,6% del total (+14,8% interanual), mientras que las transferencias de capital representaron el 16,5% del total (+31,6% i.a) y la inversión financiera el 1,9% (-8,3% i.a)
De esta manera, los gastos totales de Formosa al tercer trimestre del 2020 fueron por $64.404,5 millones, un 28,5% más que el mismo período del año anterior.
El análisis del total de ingreso y el total de gastos permite concluir lo mencionado previamente: Formosa tuvo superávits tanto primarios como financieros, y los mejoró respecto al mismo período de 2019.

La pandemia sí tuvo que ver

Desde la consultora Politikon Chaco, su director Alejandro Pegoraro sostuvo que “es un dato alentador el hecho de que, en un contexto de pandemia y cuarentena, Formosa no solo tenga superávits fiscales, sino que además los mejoró comparándolos con el año pasado”.
“Pero en esto debe destacarse que a eso se llegó por la pandemia y no tanto pese a la pandemia: hubo un notable aumento de las transferencias del tesoro nacional (por fuera de la coparticipación) que permitió sostener un nivel de ingresos considerable; y un necesario ajuste del gasto (que incluyó, además, la no ejecución de determinadas erogaciones por las restricciones propias de la pandemia). Esto permitió un equilibrio en las cuentas que logra llevarle tranquilidad a las cajas provinciales, ya que una gran parte de la asistencia no es reintegrable”.
Sin embargo, no debe dejar de mencionarse que Formosa acumula varios de resultados positivos en sus cuentas fiscales, en contextos aún sin asistencia financiera fuerte, lo que habla bien de la administración provincial en materia fiscal. Formosa es la única provincia de la región que presentó hasta el momento sus resultados fiscales.

Deuda Pública

Politikon Chaco también analizó la situación de la deuda pública al cierre del tercer trimestre del 2020: Formosa registró un descenso del 15,1% de su stock de deuda pública comparado con el mismo trimestre de 2019, y también cayó un 17% respecto al trimestre anterior. En número, el stock de deuda pública totalizó $4.619,8 al 30 de septiembre 2020: 823,4 millones de pesos menos que hace un año. En términos per cápita, equivale a $7.633,69 por formoseño, siendo uno de los más bajos a nivel nacional.

En ese marco, el mayor peso del stock de deuda es con el Gobierno Nacional: totaliza $4.026,8 millones, representando el 87,2% del total del stock y el mismo cae un 14,8% interanual. Este descenso se explica por la cancelación total del crédito con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad otorgado en 2016 y con el BID por proyectos de ENOHSA, y además que hubo pagos de cuotas de créditos de BIRF Ministerio del Interior y del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional que aminoraron el stock correspondiente.

En lo que respecta a los Títulos Públicos, el stock acumula $583,6 millones (12,6% del total), y cae un 17,4% interanual, a partir de cancelaciones parciales de los títulos FORM III y Form IV.

Comentarios Facebook