Con despliegue especial y concientización de pobladores, refuerzan controles en fronteras

Matías Lobos, Subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras de la Nación perteneciente al Ministerio de Seguridad, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló de la importante tarea de control que llevan a cabo en las fronteras de todo el país sobre todo en las provincias que tienen varios límites con el extranjero como es el caso de Formosa, para brindar mayor seguridad a la ciudadanía.
«Estuve el lunes en Formosa, ahora estoy llegando a Jujuy y voy camino a Tartagal y Orán a la zona de frontera con Bolivia», contó.
«Nosotros venimos realizando en toda la zona de seguridad de fronteras un despliegue de operaciones que se hace a partir de lo que nosotros llamamos una Mesa de Operaciones de Frontera a partir de las cuales los jefes de las 4 fuerzas federales y los jefes de las fuerzas provinciales en todas las provincias argentinas que tienen frontera diseñan operativos territoriales de controles coordinando y complementando esfuerzos, lo que estamos haciendo ahora en Formosa, Misiones y Corrientes es parte de una rutina de trabajo que ya hemos instalado desde Fronteras y estamos muy conformes con esta complementación de esfuerzos para darle un ejemplo de esto, en el control que tenemos frente al Aeropuerto de Formosa, la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria) ha puesto un escáner móvil que no solamente puede ser utilizado dentro del aeropuerto sino que también se pone a disposición de los controles que hacemos en ruta y mientras están en los controles por ejemplo se pudieron detectar cargamentos de cigarrillos de contrabando, teléfonos, el esfuerzo complementario de las fuerzas federales en conjunto con la Policía de la provincia permite que haya un despliegue mucho mas colaborativo y con mucha más eficiencia en los controles», dijo.
Al ser consultado sobre si el escáner pueden utilizarlo otras fuerzas tras realizar la firma de un convenio, explicó que «lo que ocurría era que las fuerzas federales no estaban acostumbradas a trabajar en conjunto en lo que refiere a despliegues de controles y operativos conjuntos, mucho menos se estaba acostumbrado a complementarse con las fuerzas provinciales, este esquema de trabajo que hemos propuesto lo que hace es potenciar los recursos que cada una de las fuerzas tiene y a partir de la realidad operativa de cada fuerza con los recursos humanos y tecnológicos disponibles, los propios jefes operativos en los territorios son los que diseñan y programan los controles, eso del escáner de la PSA es un ejemplo porque un escáner que solamente era utilizado en el momento de la llegada de un avión a Formosa y el resto de las horas estaba sin ser utilizado, se pone a disposición de los controles que tenemos que hacer en fronteras y lo usan en el marco de estos operativos conjuntos».
En cuanto a cómo trabajan en las zonas complejas de cada provincia como por ejemplo Clorinda-Nanawa en Formosa, detalló que «lo que estamos haciendo en todo lo que es la frontera con Paraguay y Clorinda es intensificar, ahí tenemos en esa zona de frontera de nuestro país una zona muy particular que es esta realidad de poblaciones que están acostumbradas a que no haya frontera por lo tanto tienen una interrelación cultural, social, económica donde el tránsito alrededor de la frontera es permanente, son zonas con alto tránsito vecinal fronterizo, ahí nosotros estamos proponiendo un cambio de cultura que tenemos que lograr paso a paso para que esto se instale porque lo que tenemos que hacerle ver a todas nuestras comunidades es que los controles fronterizos hacen a la seguridad, por ejemplo en agosto cuando reforzamos los controles con Migraciones, en la zona de Clorinda en pasarela La Fraternidad pudimos encontrar al cabo de pocas horas 4 personas que estaban en infracciones graves de la ley, había una persona que estaba siendo buscada por narcotráfico, otra que tenía pedido de captura por abuso sexual, dos personas que eran buscadas por robo y esas personas al estar circulando por zonas donde la gente está acostumbrada a no hacer los controles, estaban deambulando entre los vecinos, cuando reforzamos los controles esto es lo que nosotros le decimos a la población, no es para perjudicarles la vida sino que para llevar seguridad a la zona y que ellos puedan vivir más seguros».
Asimismo expresó que en el caso de Nanawa también hay una cuestión física que impide el control porque el control migratorio está debajo de donde la gente pasa. «En esa zona con un despliegue especial que hacemos de Gendarmería estamos primero en una tarea de concientización con el vecino de que se acerque, que pase por el control, con la gente Migraciones también hemos tenido el compromiso de esa otra agencia del estado de poder dinamizar los controles, aumentar la cantidad de operarios, cuando se trabaja en forma conjunta entre los organismos del estado y cuando nosotros desde seguridad hacemos el encausamiento del flujo hacia el paso, realmente se agiliza muchísimo el trámite, hay algunos minutos de demora pero también el vecino de la zona debe entender que esto hace a su seguridad, cada vez que nosotros podemos intensificar estos controles, en pocas horas podemos detectar personas que estaban circulando por la zona y que tenían serios problemas con la ley y que aprovechado esa situación donde la gente está acostumbrada a pasar por afuera de los controles, estaban acostumbrados a deambular con mucha facilidad y estaban viviendo entre los vecinos de la zona».
«La frontera argentina tiene 15 mil kilómetros de los cuales 10 mil kilómetros son terrestres, la extensión territorial de nuestro país nos hace estar entre los 10 países de mayor extensión geográfica y frente a una frontera que tiene tantos kilómetros y ante la imposibilidad material de poder sellar una frontera, uno tiene que priorizar aquellas zonas de la frontera donde tiene ocurrencia de los delitos más graves y focalizar el delito que quiere combatir y el lugar donde ese delito ocurre, nosotros tenemos perfectamente identificado que el delito del narcotráfico, del contrabando, de la trata de personas se concentra en los mil kilómetros de frontera que tenemos con Bolivia y con Paraguay, por eso el esfuerzo, las prioridades en las inversiones tecnológicas, en el despliegue operativo está puesto en esa frontera y así se ven los resultados, ahí están las zonas calientes de estos delitos y donde nuestro Ministerio incauta más de 80% de la cocaína, de la marihuana en esa frontera caliente que tenemos identificada», finalizó.

Comentarios Facebook