Con goles de Lionel Messi, el Barcelona goleó de visitante al Granada y se acercó a la cima en La Liga

Un FC Barcelona con poco margen de error tras tener un inicio algo dubitativo en LaLiga logró una gran victoria por 4-0 como visitante ante el Granada, una de las revelaciones del campeonato. El cuadro azulgrana se impuso con jerarquía gracias a dos goles de Lionel Messi y un doblete de Antoine Griezmann que le permitieron prolongar su racha positiva y escalar posiciones en la tabla.
En el Nuevo Estadio de los Cármenes, el elenco blaugrana salió a jugar con un 4-3-3 con Messi de falso 9 y con un cambio de último momento: Samuel Umtiti entró en el once titular en lugar del uruguayo Ronald Araujo, que se lesionó en el calentamiento.
En el inicio, Ter Stegen salvó al Barça al tapar un remate desde la frontal del área y se vio un Granada acechando el área rival, jugando a un ritmo más intenso. Pero el cuadro culé no tardó en encontrar la ventaja. Antoine Griezmann encontró un balón en el área y marcó el 1-0 en el minuto 12. Se pidió fuera de juego pero el balón venía de un toque de Roberto Soldado, así que estaba en posición lícita.
A partir de allí, el equipo dirigido por Diego Martínez buscó reaccionar y recuperar el ímpetu con el que había empezado el partido. Pero cuando más le costaba al Barcelona, apareció Lionel Messi para ampliar la ventaja. En el minuto 35, Griezmann le dejó el balón servido para que el astro argentino supere a Rui Silva con un gran remate desde la frontal del área.
Y como si fuera poco, cuando corría el minuto 42, La Pulga ejecutó un magnífico tiro libre ante una barrera que estaba preparada para el salto pero fue burlada por su tiro rasante al poste izquierdo, metió el balón por el único hueco que había al lado del arquero rival. Así cerró el crack rosarino el primer tiempo, con una anotación fantástica que lo colocó como único Pichichi del torneo con 11 goles.
Ya en el segunda parte, los pupilos de Ronald Koeman empezaron capitalizar la amplia ventaja en el marcador para jugar más serenos, sin sufrir sobresaltos, y en el minuto 63 llegó el 4-0: el francés Ousmane Dembélé asistió delicadamente a Griezmann, quien controló con un pie y tiró cruzado con el otro para sentenciar el juego.
Inmediatamente después, con el partido liquidado, el DT neerlandés empezó a mover piezas para dar descanso a sus figuras. Quitó del partido a Messi y De Jong para darles descanso, y en su lugar entraron Braithwaite y Pjanic. Luego se marcharon Pedri y Dembélé para que ingresen Trincão y Riqui Puig. Todas modificaciones para preservar el físico de sus mejores hombres tras un raid de cinco partidos en 19 días.
En la recta final del encuentro, el árbitro De Burgos Bengoetxea expulsó a Jesús Vallejo por una falta de último hombre contra Braithwaite y allí el Granada quedó completamente vencido.
El Barça de Koeman consiguió un triunfo que le permite alcanzar los 34 puntos y colocarse en el podio de la tabla de posiciones, dos unidades debajo del Real Madrid y a cuatro del Atlético.
Pese a las bajas por lesión de futbolistas como Gerard Piqué, Ansu Fati Sergi Roberto y Philippe Coutinho, además de que Clément Lenglet está suspendido, el cuadro catalán ya encadena ocho partidos sin derrotas, con tres victorias en fila. Esto se debe a que Leo Messi empieza a recuperar su mejor nivel y, pese a que su futuro en el club es una incógnita, por ahora está enfocado y en el Barça disfrutan de sus genialidades.

Comentarios Facebook