Conmebol emitió un comunicado para aclarar la situación del partido entre Libertad y Boca

El partido entre Libertad y Boca en Paraguay que será uno de los encargados de reiniciar la Copa Libertadores quedó envuelto en una situación conflictiva tras la decisión del gobierno paraguayo de permitir el ingreso de futbolistas que tuvieron coronavirus y hayan cumplido el proceso de cuarentena, independientemente del resultado positivo que puedan tener en sus testeos horas antes del partido.
El combinado local elevó una queja y la Conmebol decidió salir a aclarar el procedimiento. Advirtieron que “no pudieron hacerse modificaciones a pedido de ninguna persona o institución” en el protocolo después del 8 de septiembre, fecha en la que se presentó definitivamente.
El organismo que nuclea al fútbol en la región dejó en claro que es el gobierno paraguayo quien tomó la determinación de permitir el ingreso de jugadores de Boca que hayan dado positivo en el testeo y eso está contemplado en el protocolo: “Las resoluciones y normativas de las autoridades de cada país tienen prevalencia sobre cualquier disposición de la Conmebol. Permitir o no el ingreso de personas a su territorio es obviamente una prerrogativa de cada gobierno, así como las exigencias requeridas para ello”.
Mientras avanzan los estudios en torno al Covid-19, se realizan “ajustes” en los distintos protocolos tanto de la Conmebol como de los diversos países y eso está atado a la “evidencia científica” y a la “nueva información comprobada”.
En este caso, se apoyan en lo presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Centers for Disease Control and Prevention de EEUU: “Hacen una clara diferenciación entre los PCR (+) de quienes están cursando la enfermedad y pueden contagiar a otros y los PCR (+) de quienes superaron la enfermedad, los cuales son considerados recuperados y ya no contagian”.
Frente a eso, la Conmebol había advertido en el documento titulado “Recomendaciones médicas para entrenamientos, viajes y competiciones” que “en las personas asintomáticas, el aislamiento y otras precauciones pueden cesar 10 días después de la fecha de su primera prueba RT-PCR (+) para RNA del SARS-Cov-2″.
La Conmebol explicó que hechos de este estilo se repitieron en torneos locales en Sudamérica y en competiciones en Europa: “Los jugadores que no presentaban síntomas por varios días y cuya prueba de RT-PCR (+) databa de 10 o más días atrás fueron habilitados a jugar, porque no podían contagiar la enfermedad”.

Comentarios Facebook