Consideran “un hecho histórico” el proyecto para impulsar la industria del cannabis medicinal

El presidente de la Cámara Argentina de Cannabis (Argencann), Pablo Fazio, consideró como “un hecho histórico” el proyecto presentado por el Gobierno para regular el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo ya que “no todos los días se anuncia la intención de crear un nuevo sector dentro del entramado productivo nacional”.
El Ministerio de Desarrollo Productivo presentó el miércoles pasado un proyecto para regular el desarrollo de la industria del cannabis medicinal en Argentina ante el Consejo Económico y Social (CES), una iniciativa que fue acompañada por la cámara del sector.
El proyecto, que será enviado al Congreso nacional, busca establecer un marco normativo para el desarrollo industrial de cannabis medicinal e incentivar el desarrollo de pymes y cooperativas, así como establecer la regulación de la cadena de producción y comercialización nacional y/o con fines de exportación de la planta de cannabis, sus semillas y productos derivados, siempre que sean con fines medicinales.

La opinión del sector

Pablo Fazio, titular de Argencann, afirmó en diálogo con Télam: “Estamos ante un hecho histórico; no todos los días se anuncia la intención de crear un nuevo sector dentro del entramado productivo nacional. Es, además, la exteriorización de una visión que interpreta la oportunidad que la economía del cannabis le está planteando al mundo y el desafío que eso le supone a nuestro país en términos de desarrollar una agenda de inversión, producción, innovación, generación de empleo y divisas, de la mano de la dinamización y diversificación de la matriz productiva de nuestras economías regionales”.
El empresario también destacó que el proyecto pone “a las pequeñas y medianas empresas y a la sociedad civil como protagonistas de ese tiempo, es también un hecho significativo”.
Fazio sostuvo que “Argentina ostenta un liderazgo global en producción agropecuaria; somos un país agroindustrial, con capacidad instalada, recursos humanos capacitados, una institucionalidad tecnoproductiva muy potente, un ecosistema académico y científico de excelencia. También tenemos una de las comunidades emprendedoras más vibrantes de Latinoamérica. Estamos en condiciones inmejorables para hacerlo realidad”.
También compartió el análisis de que, con el nuevo marco normativo, el país “podría generar ingresos de divisas por USD 1.000 millones en los próximos diez años. En relación al empleo las proyecciones oficiales hablan de la creación 10.000 puestos de trabajo en 24 meses, lo cual no es un dato menor”.
Durante la presentación del proyecto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que “el mercado de cannabis medicinal y cáñamo industrial crece exponencialmente a nivel global, es una nueva fuente de empleo de calidad y desarrollo productivo”, y ponderó la “gran oportunidad que tiene Argentina para ser líder regional, por sus capacidades agropecuarias e industriales y su entramado científico productivo”.
A nivel mundial ya unos 50 países tienen algún tipo de legalización de su uso medicinal e industrial. Israel, Canadá, y EEUU son líderes a nivel global, y en la región avanzan Uruguay y Colombia.

Comentarios Facebook