Convocan a paritaria docente y gremios reclamarán aumento del salario inicial

El Gobierno convocó a la Paritaria Federal Docente para el 9 de agosto y a los sindicatos de las universidades nacionales para el 12, confirmaron fuentes gremiales que adelantaron hoy que las organizaciones reclamarán un inmediato aumento del salario inicial y el tratamiento de leyes para la actividad.
En la paritaria federal participan los cinco gremios con representación nacional (Sadop, Ctera, CEA, AMET y UDA), que hoy celebraron la convocatoria oficial a partir de un reclamo gremial para adelantar la negociación convencional de septiembre a agosto.
El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó ayer a Télam que, a partir del diálogo con los sindicatos, el Gobierno nacional decidió convocar a la paritaria federal para el lunes 9 de agosto y a docentes y no docentes universitarios para el jueves 12.
Trotta dialogó sobre el adelantamiento de la convocatoria con los dirigentes gremiales del sector, entre ellos, con los referentes de la Ctera, la UDA y la CEA.
En la mesa paritaria no solo se debatirá un aumento salarial, sino además el tratamiento parlamentario de cuatro normas que impulsa la cartera de Educación y que fueron respaldadas por los gremios, en especial, la llamada Ley de Justicia Educativa.
Esa norma de financiamiento educativo que impulsa el Estado propone aumentar el presupuesto para la actividad del 6 al 8 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y, según Sergio Romero, titular de la UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT, la iniciativa “de seguro llegará al Congreso Nacional en agosto”, afirmó hoy a Télam.
Trotta había señalado que en la mesa paritaria se debatirá también una Ley de Tecnología para la Educación, lo que implica institucionalizar el programa ‘Juana Manso’, ampliar la distribución de computadoras y conectar a las escuelas a internet, y además una norma de Formación Docente y una Ley de Educación Superior para las universidades.
Las fuentes del Sadop y de la UDA consultadas por Télam señalaron que las conducciones se reunirán la semana próxima para determinar una posición ante la convocatoria, y celebraron que el Gobierno haya respondido al reclamo sindical.
“Se fijará posición la semana próxima, pero el Sadop celebra que el Gobierno haya adelantado un mes la paritaria”, dijo a esta agencia el secretario de Comunicación y Prensa del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Gerardo Alzamora.
Para Romero, titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA) e integrante de la CGT, es “muy importante” la convocatoria del 9 de agosto, porque en “la Argentina hay un marcado atraso respecto de los salarios docentes ante el avance de los precios y la pérdida de poder adquisitivo”, y sostuvo a Télam que “la gran preocupación es que en todas las provincias los haberes iniciales se ubican por debajo de la línea de pobreza”.
El ingreso inicial de un docente es el que se determina en la paritaria nacional y, luego, cada provincia puede mejorarlo si está en condiciones de reabrir la discusión.
Romero sostuvo que en Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires (CABA) los salarios iniciales “están muy por debajo de la línea de pobreza, ya que son de 51 mil pesos”.
“Los docentes de todo el país deben ser reconocidos de forma definitiva, en especial por la ardua tarea realizada en la pandemia de coronavirus y los cambios operados en las condiciones laborales a partir del 20 de marzo de 2020”, puntualizó Romero.
El dirigente gremial adelantó que en la paritaria nacional propondrá “la implementación de un cronograma progresivo para que los salarios docentes emerjan de esa línea de pobreza, más allá del objetivo de que los ingresos le ganan al proceso inflacionario”.

“Un trabajador requiere 67 mil pesos para no ser pobre, aunque esa cifra tampoco cubre todas las necesidades esenciales. Es preciso revertir de manera urgente esa situación, ya que un Gobierno peronista es y debe ser sinónimo de justicia social”, enfatizó.

Por su parte, la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), Sonia Alesso, afirmó esta mañana en declaraciones radiales que reclamará en la paritaria federal un incremento salarial del 45 por ciento “como mínimo”.

Para Alesso, ese índice de inmediata mejora de los ingresos “debe ser reclamado” en la mesa de discusión, a la vez que se pronunció por evaluar la situación a partir de un monitoreo permanente del proceso inflacionario y del desfase producido en los salarios.

La dirigente gremial añadió que en el encuentro también será preciso plantear “el desfase producido en la jubilación de los docentes que cobran de las cajas del Estado nacional en 11 provincias”, y sostuvo que “está muy atrasada respecto de la inflación”.

En la última paritaria federal, los cinco gremios docentes con representación nacional y el Gobierno habían acordado un aumento del 34,6 por ciento en tres tramos.

El salario inicial docente era de 27.500 pesos y, luego de ese acuerdo paritario, pasó a 31 mil pesos en marzo, a 34.500 en julio y a 37 mil en septiembre, en tanto el Fondo de Incentivo Docente (Fonid) se incrementó un 45 por ciento desde marzo último.

Además de la Ctera, la Uda y el Sadop, participan en la paritaria la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

Comentarios Facebook