«Cuanto daño nos han hecho» (Por C.P. Wilfrido Enrique Meza)

Desde al advenimiento de la democracia en 1983, hasta estos días, han administrado la provincia de Formosa Gobernadores del mismo signo político. Floro Eleuterio Bogado (1983-1987); Vicente Bienvenido Joga (1987-1995) y Gildo Insfran (1995- actualidad) todos ellos perteneciente al Partido Justicialista.

La provincia de Formosa según el último censo del año 2.022, tiene una población de 607.419 habitantes, con un promedio de edad de 29 años, es decir, que la población media no conoce, o no conoció otro Gobernador que no sea el actual.

En la década de los “90”y en adelante las cantidades de hectáreas sembradas de algodón disminuyó notablemente a causa de la política de libre mercado (apertura de importación) del entonces Presidente Carlos Menem (P.J.). Matando así aquella poesía de Armando de vita y Lacerra que lo plasmo en el himno provincial   “con sangre de quebracho y piel de algodonales”

En esa misma década dejaba de existir el ramal C25 Manuel Belgrano que unía Formosa con Embarcación Salta; un nexo importante que motorizaba las relaciones entre los pueblos para esa época ya que la Ruta Nacional N°81 solo estaba asfaltada hasta la localidad de Estanislao del Campo y un poco después hasta Las Lomitas.

El sector productivo sin incentivos, muchas fábricas que desaparecieron (textil, curtiembre, citrex). El Rio Paraguay depredado por los pesqueros guaraníes y como contrapartida el creciente aumento del empleo público y la dependencia administrativa y política.

La defunción del campo trajo aparejado la migración del campesino a la capital y ese crecimiento demográfico produjo nuevos asentamientos, villas y precariedad urbana.

La falta de un sector privado pujante, hace que las nuevas generaciones “los jóvenes”, crean que la única salida sea la terminal de ómnibus o el aeropuerto El Pucú y es acá donde termina de sucumbir la hermosa  letra de nuestro himno cuando dice “Futuro de esperanza en el trabajo”

El futuro de Formosa debe quedar en manos de aquellos hombres y mujeres de bien que  luchan, pelean y dejan todo de sí, para hacer una Formosa productiva e inclusiva  y dejar atrás el autoritarismo, el totalitarismo y el personalismo que hace casi tres décadas venimos padeciendo y que mucho daño nos ha hecho.

C.P. Wilfrido Enrique Meza

Comentarios Facebook

Lo más leído