Dakar: Andujar permanece segundo en los Quads

Manuel Andújar finalizó en la posición de escolta en la octava etapa para las quads. Por su parte, el triunfo quedó en manos de Alexandre Giroud.
El argentino Manuel Andújar continúa a paso firme entre los quads en este Dakar 2021, ya que luego de lograr la victoria en la jornada del domingo, este lunes fue segundo en el cierre de la etapa “Maratón” y se afianzó en la cima de la general. La victoria en el especial fue para Alexandre Giroud.
Giroud marcó un tiempo de 4h20m40s y triunfó en la octava etapa. Segundo culminó el argentino Andújar a una diferencia de 1m12s y tercero llegó Giovanni Enrico a 1m17s. Mientras que en la sexta colocación finalizó Pablo Copetti a 30m15s. También, Tobías Juan Carrizo fue décimo.
Por su parte, Nicolás Cavigliasso, quien abandonó en la jornada del domingo, se reenganchará en la competencia para conocer caminos y terrenos.
En la general, Andújar continúa como líder con un registro de 40h8m45s. Segundo está Giroud a una diferencia de 19m43 y tercero aparece Enrico a 26m. En la cuarta colocación se ubica Copetti a 2h41m27s.

Duro momento
para Benavides

Está claro que para correr en el Dakar no sólo alcanza con acelerar a pleno y estar atento a la navegación. Hay que ser dueño de un temple especial para salir airoso de situaciones extremas, en el medio de la nada.
Es el caso del argentino Luciano Benavides, piloto de Husqvarna. Que vivió una situación muy especial. En el kilómetro 267 de la especial, el francés Xavier De Soultrait sufrió una dura caída. Por allí pasaba el salteño, que se detuvo a auxiliarlo, hasta que llegó el helicóptero y trasladó al accidentado piloto, que marchaba en el cuarto lugar en la clasificación general, a un hospital de la ciudad norteña de Tabuk.
“Fue una jornada mala. Tenía un mal presentimiento. Por mí o para el resto. Lo encontré tirado a Xavier. Me quedé con él 6 o 7 minutos con él. Espero que no sea nada grave. Pero cuando continué tenía la cabeza en otro lado. Me perdí, luego retomé. Pero quiero resetearme, cambiar la onda y encarara la siguiente etapa de otra forma”, confesó Luciano Benavides a Carburando.
El salteño explicó esa rara sensación que lo angustiaba: “Iba pensando todo el tiempo que me iba a caer o que iba a encontrar a alguien tirado. Y así fue. Me frené, fui más despacio y más tranquilo y llegué. Una vez que me fui del lugar del accidente, me metí detrás del polvo de otros pilotos y así iba con mayor peligro aún. Pero trataba de limpiar la cabeza y seguir para adelante”. El menor de los Benavides llegó en el 20° lugar.

Comentarios Facebook