Defensa al Consumidor denunció a manifestantes de El Colorado por “agredir a fiscalizadores”

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario formuló una denuncia penal en la comisaría de El Colorado “contra manifestantes que agredieron al personal y vehículo de ese organismo”.
“No vamos a permitir que ningún inadaptado, sea del partido que sea, ataque así a nuestro personal, faltando el respeto a los trabajadores, que están cumpliendo su tarea, como lo vienen haciendo en varias localidades del interior provincial”, indicó el titular de la Subsecretaría, Edgar Pérez, al lamentar el hecho que protagonizaron los propietarios y seguidores de tres grandes comercios de El Colorado que fueron clausurados en forma preventiva, por vender mercadería vencida, no exhibir listas de Precios Máximos, y en algunos casos el personal no cumplía con el protocolo COVID-19.
Se trató de un trabajo conjunto entre la Subsecretaría y personal de la Municipalidad de El Colorado que consistió en la fiscalización de diversos comercios, mayoristas y minoristas dedicados a la venta de mercaderías, artículos de primera necesidad, limpieza y aseo personal.
En ese marco, los agentes del organismo constataron en tres comercios mercadería vencida, en mal estado para su comercialización, tanto en depósito como en góndola.
“En el caso del mayorista El Molino más de 500 kilos en depósito, no apto para el consumo. Se retiró de allí y procedió a la destrucción de la mercadería. En Autoservicio Micromerc había mercadería vencida, irregularidades en el cumplimiento de precios máximos de referencia, falta de exhibición de precios. Los alimentos vencidos hicieron que se clausure en forma preventiva por 24 horas este comercio”, detalló Pérez.
“En el autoservicio La Mundial se clausuró preventivamente por 72 horas se encontraron mercaderías vencidas en góndola y depósito, como pollos, fiambres, lácteos, quesos en cámara. Había diferencia de precio de góndola a caja, incumplimiento de precios, del protocolo de COVID 19 del personal, falta de precios, interrupción de la cadena de frío en las heladeras y cámaras. Un estado de desorden y falta de higiene en las cámaras. No tenía al momento de la inspección la habilitación municipal para funcionar”, indicó.
En este procedimiento el personal secuestró y destruyó más de una tonelada de alimentos y mercadería vencida, no apta para el consumo que tuvieron su disposición final.
Allí ocurrió que cuando el personal intentaba retirarse a bordo del vehículo oficial, fueron abordados por una manifestación de comerciantes, quienes le “cruzaron” otro vehículo detrás, para impedir la salida, además de propinarle todo tipo de insultos.
“Esto merece el total repudio de nuestra ciudadanía, el maltrato que hicieron pasar estos personajes de la sociedad coloradense hacia el personal de la subsecretaría, no hicimos más que cumplir con la tarea que venimos desarrollando en toda la provincia, en las localidades del interior y en Capital, para garantizar el acceso a los bienes básicos de consumo como alimentos, a todos los formoseños, y El Colorado no es la excepción”, argumentó el funcionario.
Aclaró además que “en ningún momento se trató mal a ningún comerciante, por el contrario, se trabajó bien hasta que se generó esta manifestación, que impidió incluso que continúe una fiscalización en negocios próximos a la municipalidad”.
Agregó que además “se fiscalizaron otros comercios que cumplieron la normativa, con precios en regla, solo en estos comercios sus propietarios, seguidores, y manifestantes generaron este desorden”, que valió la formulación de una denuncia penal.

Comentarios Facebook