Dengue: el Gobierno dice que no tolerará presión por las vacunas

Dengue: pese a que la comisión de expertos avaló la vacuna, el Gobierno ahora usa un insólito argumento para frenarla. Mario Russo, ministro de Salud de la Nación, presidió hace poco más de una semana la primera reunión del Cofesa de la gestión Milei.
La inédita epidemia de dengue lleva registrados ya más de 180 mil contagios y 129 muertes. Si bien la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) acaba de recomendar al Gobierno, la semana pasada, avanzar con la implementación de la vacuna, el Ministerio de Salud utilizó este martes en un comunicado un insólito argumento para seguir frenando esa herramienta de salud pública.
«Desde el Gobierno Nacional, no se avalará que la política o los medios de comunicación sumen miedo y confusión, y se seguirá avanzando con la convicción de preservar la salud de la población. Instamos a las empresas vinculadas con la producción de vacunas a evitar presiones que pretenden apresurar decisiones que pueden poner en riesgo a los argentinos», dice el comunicado de Salud.
El comunicado agrega que «con el objetivo de llevar claridad a la población, el Ministerio de Salud de la Nación, en su rol de organismo rector encargado de definir una estrategia de inmunización como política de Salud Pública, destaca que dicha decisión conlleva una enorme responsabilidad y no puede quedar sometida al interés de determinados sectores que desinforman y generan preocupación».
Cabe recordar que la Conain recomendó, en un acta fechada el 7 de marzo, pero publicada recién la semana pasada, empezar a utilizar la vacuna contra el dengue de manera focalizada en aquellas poblaciones y edades que más están sufriendo el dengue en el país. Sin embargo, el Gobierno sigue argumentando que es apresurado hacerlo.
Antes de que la Conain firmara su acta, el argumento oficial era que la vacuna no podía ser incluida en el calendario nacional de vacunación porque los expertos no lo recomendaban.
Ahora que esa alternativa quedó -por el momento- descartada y que la recomendación es utilizarla para grupos específicos, las consideraciones del Gobierno apuntan hacia otro lado. El resultado sigue siendo el mismo: la vacuna que puede evitar la enfermedad grave y la muerte por dengue deberá seguir esperando.
El Ministerio se remonta a un año atrás: «La Anmat aprobó la seguridad de la vacuna Qdenga en abril de 2023, pero desde aquel momento ni el gobierno anterior, ni los infectólogos, ni los organismos internacionales alcanzaron el consenso para recomendarla como estrategia para incluirla en el calendario nacional de vacunación. La vacuna continúa siendo sometida a estudios para establecer su efectividad según el rango etario y regiones endémicas. En este proceso, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aún no la autorizó».
Sigue: «En el mismo sentido, la mencionada vacuna no es una herramienta que esté validada para controlar la transmisión de la enfermedad en el contexto del brote, tal como lo ha expresado la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un reciente informe presentado sobre la situación del dengue en la región».
Luego recuerda que, en un contexto completamente diferente, «hubo otro intento de producir una vacuna contra el dengue que se conoció como Dengvaxia, una vacuna hecha con microbios vivos debilitados (atenuados), que pretendió ser una solución pero que no obtuvo los resultados esperados».
De esa manera, concluye que «por todo lo expuesto que la tarea de evaluación, que lidera el Ministerio, continuará llevándose a cabo con seriedad y compromiso sanitario, sin darle lugar a aquellos que buscan el desarrollo de negocios en detrimento de la salud de los argentinos».

Comentarios Facebook

Lo más leído