Desaparición, misterio y mentiras: la mujer que era buscada en La Plata no estaba embarazada

Cuando la noticia de la desaparición de una mujer embarazada llegó al despacho del fiscal Marcelo Romero, se pensó lo peor. Un marido con graves antecedentes y una historia poco creíble había hecho la denuncia. Todo anunciaba un final trágico. Pero nada era lo que parecía: Sandra Sepúlveda no estaba perdida ni estaba esperando un bebé. Se trataba de una mentira.
«Lamentablemente, esta señora nos mintió, no está embarazada», confirmó Romero a TN.com.ar luego de recibir el informe de los médicos que la analizaron. Los forenses también determinaron que no estuvo embarazada en los últimos años.
«Sí está ubicada en tiempo y espacio, o sea que no está bajo ningún estado de shock», agregó el funcionario que dejó sin efecto la búsqueda y las denuncias que Sepúlveda y su marido, Mauricio Martínez, realizaron contra el Hospital San Martín de La Plata.
Aunque permanecen en libertad, Romero estudia el procesamiento de ambos por los delitos de falsa denuncia y falso testimonio. La mujer no declaró bajo juramento a diferencia de su marido, más comprometido por ese detalle.
No hay denuncias de violencia de género ni creen que haya existido en este caso. ¿Por qué Sepúlveda inventó el embarazo y la desaparición? Aunque para el fiscal esa es «la pregunta del millón», detectives que participaron en el caso indicaron a TN.com.ar especulan con la motivación económica que estaría relacionada a las acusaciones que lanzó Martínez a la prensa sobre el hospital San Martín.
En pocas palabras: la intención habría sido sacarle dinero al centro de salud platense. «El marido no podía desconocer que su mujer no estaba embarazada», argumentan los detectives que sostienen esa hipótesis.
«Podés engañar a tu marido a los dos o a los tres meses de gestación, pero no a los nueve», dijeron los investigadores.
«La mentira de Sepúlveda, que no estaba desaparecida si no en la casa de un familiar, le costó al Estado un dineral», señaló Romero. A la búsqueda se sumaron todas las fuerzas de seguridad, entre ellas la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y 20 divisiones de investigación de la policía de la Provincia de Buenos Aires.
El caso fue tratado como prioridad y la causa sumó más de 200 fojas

Comentarios Facebook