«Descarto acción política o revancha, este fue un robo simple», dijo Juan Amarilla

El empresario de medios formoseño, dueño del diario El Comercial, Radio Uno y el canal CVC, en diálogo con el Grupo de Medios TVO se refirió al robo que el domingo a la madrugada sufrió en su domicilio cuando dos malvivientes ingresaron a la residencia familiar encapuchados y con armas de fuego y se llevaron dinero en efectivo y joyas luego de maniatar y golpear fuertemente al hombre y a su esposa.
«Yo estoy bien, la que no está bien es mi señora, recibió con saña muchos golpes de un cobarde que tiene que ser buscado, yo los voy a buscar, le pido una reunión al gobernador Gildo Insfrán para decirle dónde pueden estar estos hombres para que él también se sienta libre y pueda buscar a estos delincuentes que están asolando nuestra provincia y que son de otras provincias, por la forma de actuar me di cuenta, una pistola 9 mm no la tiene cualquiera, la pagamos con nuestros impuestos y este hombre la ha robado o es de las fuerzas activas o de una fuerza retirada», comenzó diciendo.
Asimismo aseguró que de este tipo de delitos nadie está a salvo, «le puede ocurrir a cualquiera y más a nosotros que no hacemos ostentación, vivimos al aire libre, dinero que tenemos está invertido en actividades, no tenemos acumulación y ellos buscaban dinero, descarto acción política, revancha pero sí exijo que la política y las autoridades tomen recaudo de que esta sociedad no puede vivir encerrada, no puede vivir cubiertos de alambre de púas, perros, cámaras infrarrojas, encerrados en nuestras casas, yo no nací para eso, soy libre y los delincuentes tienen que estar en la cárcel, los que andan por mala senda tienen que pagar, tenemos una buena policía, me di cuenta por la rapidez con la que actuaron, en 5 minutos estuvieron en mi casa, por el trato que me dieron hasta el jefe de la Policía, el ministro, todos pero falta la inteligencia, la prevención que no existe porque así como hacen retén en la ruta para pedir de todo a los ciudadanos que trabajamos, yo voy y vengo de Clorinda, me paran en todos los controles para pedirme papeles y yo todas las semanas voy, cambian de chicos y no conocen a la gente, tengo mi cable hace 30 años en Clorinda y no saben quien soy, soy dueño del diario El Comercial y no saben quien soy, no tengo problemas en mostrar documentos pero pongan gente capaz, al hombre de la sociedad libre le hacen problemas y los delincuentes andan tranquilos».
«Yo estoy seguro de que el cerebro es de otra provincia, el colaborador es de acá, pero el cerebro es un hombre que está en la fuerza o que fue exonerado de la fuerza, pero por su tonada y su forma de actuar como un comando de infante de marina, en 20 segundos me maniató, para abusarse de mi señora que es una jubilada de 70 años», lamentó.
En ese marco relató que «Martín, mi hijo menor está emprendiendo una empresa y para ayudar a sus amigos confió, hizo entrar a la casa a algunos pretendientes laborales y entre medio de esos estaba este bandido que ya por suerte está detenido, pero yo no le echo el 100% de la culpa a él, es un necesitado, el cerebro es ese hombre que actuó con saña, que dormido me pegó dos culatazos y me inmovilizó como si fuera un comando de infante de marina que viene de la guerra», expresó.
Asimismo contó que antes del ataque, «nosotros estábamos dormidos, a mi un delincuente me alumbró y me puso un primer culatazo, el segundo me partió la cabeza, me maniataron, me decían que eran de la Policía, que era un operativo antidrogas, que eran sicarios, cualquier cosa, yo digo que la golpearon a mi señora para apurarme, yo les dije que no la golpeen más, que si querían plata le iba a pedir a un amigo, a quien sea, que yo les iba a conseguir porque crédito tenía, pero que ahí no iban a conseguir nada, de dónde íbamos a sacar, los pesos que ganamos los invertimos en la actividad, pagamos sueldos apenas, tenían una equivocación y este chico conocía todos los pormenores, hasta a mi perro lo conocía, lo domesticó, entró por la casa de Ricardo Buryaile, vieron cómo podían entrar y se mandaron, ellos ya estaban adentro porque sabían que yo los sábados no salgo, fue una excepción porque fui a una fiesta familiar, una cena y de ahí salí a las 3 de la mañana, ellos estuvieron antes, bajaron y volvieron a subir, la Policía sabe porque actuó muy rápido y enseguida tomaron huellas, empezamos a desconfiar, por la forma de actuar es un habitué de la casa, nosotros teníamos cámaras, destruyeron todo, supieron por donde entrar para que la cámara no los detecte, supieron domesticar al perro, supieron todo», aseveró.
«Mi señora está en terapia intensiva, desfigurada, no puede ver, tiene los ojos en compota, con 5 costillas rotas, eso lamento», dijo.
«A mi me pusieron una 45 y me cortaron el rostro, me dijeron que me iban a degollar, a ese cobarde lo voy a buscar mientras tenga vida, lo voy a hacer, que tenga la plena seguridad de que no voy a descansar hasta encontrarlo, estos frecuentan en los casinos, en los boliches de mala muerte, ahí es donde hay que estar, ahí conviven y hacen sus planes», aseguró.
Al ser consultado sobre cómo seguirá de ahora en más y se extremará medidas de seguridad en su domicilio, expresó que «voy a seguir la misma vida que llevo, no voy a prohibir a mi nieto que traiga a sus amigos, ni a mis hijos que sigan creando puestos laborales, ayudando a los jóvenes, vamos a tener más precaución, por supuesto que sí porque es la primera vez que me ocurre en la vida y no le deseo ni a mi peor enemigo, que no tengo por eso descarto cualquier acción política, este es un robo simple de malvivientes acostumbrados a vivir con lo ajeno».
«Yo recomiendo a esta sociedad que salga y denuncie lo que ocurre, que si tiene algún dato que me pase, a través de que la justicia actúe vamos a ponerlo entre rejas a estos malvivientes que están asolando esta sociedad, no nos merecemos esto, si algo tengo que rescatar del gobierno de Gildo Insfrán es la tranquilidad que se vive, pero estos hombres van a derrotar hasta al mismo gobierno porque van a sembrar miedo, desolación, pesimismo en esta sociedad que no se merece vivir así», señaló.
«Voy a ver si me puedo reunir con Insfrán para hablar sobre la seguridad, la política la dejamos aparte porque tenemos diferencias, yo no cuestiono nada, de hecho me llamó el ministro de Gabinete que es amigo mío, me brindó su solidaridad, me llamó el ministro, no tengo ningún problema y si puedo colaborar con esto lo hago gustosamente, con un tereré nos juntamos con Gildo como nos juntábamos antes porque la sociedad está en peligro, han encontrado una tierra fértil, Formosa la hermosa hoy está en peligro por estos malvivientes que llegan de otro lado, acá el ratero siempre existió pero no delincuentes con esta violencia», finalizó.

Comentarios Facebook