Desde antes de la nueva medida, Friar ya contaba con un centro de distribución de mercaderías

Desde ayer comenzó a regir en Formosa la obligatoriedad de contar con un depósito y/o local como punto de descarga y distribución de las mercaderías como requisito obligatorio para el desarrollo de la actividad comercial de las empresas de “distribución de bienes, mercancías, materias primas o productos que ingresen al ejido de la Ciudad de Formosa desde otras jurisdicciones nacionales o internacionales mediante transportes de cargas propios o tercerizados”; esta medida obligará a muchos empresarios a buscar un lugar para bajar sus productos, mientras que a otros no afectará ya que desde antes venían trabajando bajo esta metodología.
Carlos Mesch, gerente de Friar, en comunicación con el Grupo de Medios TVO confirmó que “se ha reformado nuestra manera de llevar la mercadería a los negocios, en este caso compramos solamente del frigorífico Friar que lleva a un centro de distribución y nosotros nos ocupamos de hacer el traslado a las diferentes bocas con nuestro móvil personal”.
“Nosotros ya tenemos un lugar habilitado para tal fin, el mismo está en el Circuito Cinco donde los camiones pueden ingresar porque la zona no está delimitada por ordenanza”, agregó.
Y continuó explicando: “nuestros camiones llegan a la madrugada, a primera hora de la mañana se descarga la mercadería y luego la trasladamos. Contamos con un sistema de rieles que van directo a las cámaras frigoríficas”.
En este marco, reconoció que “este sistema no nos afecta mucho porque ya veníamos trabajando de cierta manera” y agregó: “lo que cambió ahora es que cada vez que va a ingresar un camión nuestro a Formosa debemos redactar un mail al Gobierno solicitando permiso donde pondremos los datos del chofer, nuestros datos y si viene acompañado”.
Por otro lado, el mismo fue indagado sobre las ventas en el sector. “Al comienzo de la cuarentena hubo mucha incertidumbre porque no sabíamos cómo íbamos a trabajar, fue difícil el tema de los pedidos, de la coordinación, al principio pedíamos poca mercadería, pero con el correr del tiempo eso fue mejorando hasta que reflotamos, y ahora las ventas están normalizadas; lo que ayudó a esto fue que hayan permitido las reuniones familiares los domingos, con eso repuntó el asado”.
Por último, aseveró Mesch que “en cuanto al precio por ahora no hay novedades de aumento, pero con esta nueva metodología algunos deberán pagar un lugar para depósito y no sé si se reflejará en los precios”.

Comentarios Facebook