Desde CUF advierten: “No vamos a aceptar ningún tipo de restricción, así sea pequeña”

Pablo Siddig, integrante de CUF (Comerciantes Unidos de Formosa), en diálogo con el Grupo de Medios TVO aseveró que el sector comercial en la ciudad no acatará ningún tipo de restricción, “así sea pequeña”, en el marco de anuncios que se espera realice hoy el gobierno provincial tras el DNU publicado por Nación que restringe actividades en todo el país ante la segunda ola de coronavirus y el aumento incesante de casos y muertes.
Una de las medidas contempla el cierre de todo tipo de comercios a las 19 horas, para lo cual señaló que “como ciudadanos y humanos no vamos a adherirnos a ningún tipo de restricción porque indirectamente nos afectan todas las restricciones hoy en día, ya tuvimos un año muy duro, muy hostigados y este año no podemos aceptar ningún tipo de restricción porque ya estamos super fundidos, perdimos muchos compañeros, colegas, empresas formoseñas y en el país, ya no vamos a estar aceptando ningún tipo de restricción así sea pequeña”.
“El año pasado nos pidieron que nos quedemos en casa, ya nos quedamos y después nos pidieron nuevamente que nos quedemos y lo hicimos, así fueron seis veces supuestamente para poder mejorar el sistema de salud pero qué se hizo, ni siquiera lo mejoraron, si nos están volviendo a pedir que nos quedemos en nuestras casas es porque no pudieron solucionar absolutamente nada, a esta altura lo vemos como una cargada de pelo y más porque somos los únicos que estamos dejando de trabajar y somos los que hacemos los aportes, los que pagamos los sueldos, además qué tipo de aporte hicieron de su parte, no se bajaron un sueldo los políticos, no colaboraron de ninguna manera, necesitamos que por favor den su apoyo, su ayuda, a esta altura ya no podemos más, es insostenible”, dijo angustiado.
De la misma forma Siddig indicó que el sector comercial es siempre el más perjudicado siendo que “aportamos 10 y nos devuelven 1, solamente de luz pagamos 6 mil pesos en un local del centro así sea el más chiquitito, qué son 15 mil pesos de ayuda para un monotributista, pagamos 5 mil pesos de luz, al contador otros 4 mil pesos como mínimo y así van sumando todos los impuestos, no nos quitan ningún impuesto, no se bajan un poquito el sueldo, vemos que hay aumentos a los trabajadores estatales y lo apoyamos porque son empleados como nosotros, pero de parte de ellos no ayudan en nada, se suben el sueldo y no acompañan nuestro sufrimiento, no pierden nada pero quieren que perdamos nosotros y cómo hacemos ahora para levantarnos, estamos endeudados con los bancos, tenemos créditos que necesitamos pagar, si necesitamos créditos nuevos no nos dan porque estamos en default con todo lo que debemos desde el año pasado”.
“Se están metiendo con el pueblo, con el trabajador independiente, el changarín, hoy en día eso es una cadena, si se queda el gastronómico sin trabajo, de repente el zapatero deja de vender zapatos porque la gente no sale a la noche, no va a la peluquería, no va al lavadero de autos, si el comerciante no trabaja tampoco puede contratar un pintor, un electricista para mejorar el local, comienza a afectar a toda la población, se están metiendo con todos los ciudadanos argentinos, no es solo con los comerciantes porque esto es una cadena, se meten con los que viven el día a día y salen a ganarse el mango”, aseveró.
“Acá no nos vamos a adherir a nada, ya hemos hablado con todos nuestros colegas y estamos de acuerdo, ya tuvieron un año para poder acomodarse y mejorar el sistema de salud y no lo hicieron, qué vamos a ganar ahora en 15 días, si en un año no lograron nada en estas dos semanas tampoco lo harán”, subrayó.
“Ellos dicen cerrar por cerrar y eso que todavía no arrancamos el invierno, de repente arranca el invierno y nos van a encerrar dos meses más, ahora hasta cortaron que los chicos puedan ir al colegio cuando los padres están haciendo de profesores particulares, tienen que trabajar, no pueden estar enseñando, deben dejar de ir a trabajar o de hacer otras actividades para poder atenderlos y a ellos no les importa, no lo piensan directamente, nuestros hijos pierden día a día cultura, la alimentación de nuestros hijos también está siendo mala, no estamos pudiendo trabajar y alimentarnos como corresponde, están comiendo fideo, arroz, y eso también genera más enfermedades a futuro, los chicos psicológicamente también están muy dañados y eso no lo soluciona nadie”, finalizó indignado.

Comentarios Facebook