Detuvieron al hijo de empresario por obligar a menores a prostituirse

Un joven de 25 años fue detenido en la ciudad de Rafaela, en la provincia de Santa Fe por la Policía de Santa Fe, acusado por amenazar e intentar prostituir a un grupo de menores de la zona.
El acusado, identificado como Martín G. y señalado por medios provinciales como el hijo de un importante empresario de la industria automotora rafaelino, fue detenido en su domicilio ubicado en el exclusivo barrio Pizzurno el jueves pasado. Su principal cómplice es un joven de 16 años. En el allanamiento se le secuestraron cámaras y celulares.
El viernes, en una audiencia solicitada por la fiscal Angela Capitanio de la sección Género, Familiar y Sexual (Gefas) de la Unidad Fiscal Rafaela, Martín G. fue imputado por abuso sexual agravado con acceso carnal, promoción y corrupción de menores y quedó detenido con prisión preventiva sin plazos, por orden del juez Alejandro Mognaschi.
La causa comenzó con una denuncia hecha el 9 de noviembre por una víctima de 17 años acompañada de su madre, según pudo saber Infobae de fuentes policiales. Allí, aseguró recibir mensajes por WhatsApp en donde le decían que si no tenía sexo con los hombres que Martín elegía “la iban a mandar al norte a prostituírse”.
“La modalidad delictiva era similar en todos los casos”, señaló la fiscal Capitanio. “El imputado utilizaba otros menores de edad para contactarse con las víctimas, y lo hacía a través de las redes sociales. Aprovechándose del estado de vulnerabilidad de las adolescentes, buscaba inducirlas a que se sacaran fotos desnudas o a que ejerzan la prostitución”. La fiscal relató además que “a una de las víctimas, el imputado la abusó sexualmente y luego le dio dinero”.
Según el relato de las víctimas, cuando las menores de negaban a hacer lo que les pedía, no solo las amenazaba con enviarlas a una red de trata, también hablaba de asesinar a sus familiares, por lo que todas las involucradas en la causa cuentan con custodia policial. Se investiga también la participación de un menor de edad, que aparentemente convivía con el imputado y era compañero de colegio de las adolescentes.
“Mi hija va a la escuela, habla con compañeras, menores, que habían ya sido involucradas en este tema y en todos los casos el denominador común era un chico que se hacía amigo de las chicas y proporcionaba los teléfonos de las chicas”, contó en diálogo con C5N la madre de una de las denunciantes. “Este chico era el facilitador de las chicas, él las llevaba hasta ese lugar”.
La fiscal le atribuyó la responsabilidad de los delitos de abuso sexual con acceso carnal promoción a la corrupción de menores y amenazas, además del delito de amenazas coactivas agravadas por la intervención de menores de 18 años en perjuicio de otra de las víctimas y el delito de promoción a la corrupción de menores agravada, por amenazas y por ser la víctima menor de 18 años.
Además, en lo que respecta a las otras cuatro adolescentes, la fiscal le imputó un hecho ilegal por cada una de las víctimas, incluyendo los delitos de promoción a la prostitución, promoción a la prostitución agravada (por amenazas, por ser la víctima menor de 18 años y por la intervención de otras menores) y amenazas coactivas agravadas.
Fuentes policiales aseguraban que las víctimas eran 11 en total.

Comentarios Facebook