“El 85% de los casos activos están en las ciudades de Formosa y Clorinda”, aseguran desde el Consejo

Los médicos Mario Romero Bruno y Julián Bibolini, del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servian”, se refirieron al avance de la pandemia en las mayores ciudades de la provincia, e instaron a la población a colaborar con las medidas sanitarias para evitar la saturación del sistema de sanitario.
En primer lugar, el médico infectólogo Julián Bibolini informó sobre el estado de salud de las 1.165 personas con coronavirus en la provincia.
“Hay un grupo de pacientes cuya evolución es más grave por lo que necesitan las terapias intensivas, y están distribuidas en diferentes nosocomios”, explicó.
En este sentido, comentó que 36 pacientes están en unidades de terapia intensiva (UTI), 27 de ellos en el Hospital Interdistrital Evita -21 con asistencia respiratoria mecánica, y seis cursan un cuadro moderado de la infección por sus comorbilidades.
Otros cuatro pacientes se encuentran en la UTI del Hospital de Alta Complejidad, donde también “hay tres casos sospechosos”; un paciente en la UTI del Distrital N° 8, con asistencia respiratoria mecánica; y cuatro pacientes en la UTI del Hospital de Clorinda, también con la asistencia mencionada.
Señaló sobre el resto de las personas que cumplen su internación domiciliaria, o en CAS (Centro de Atención Sanitaria), que “están con un seguimiento médico diario para que ante la menor sospecha o síntoma de desmejoría puedan ser trasladados al hospital para un mejor tratamiento”.
Por su parte, el médico epidemiólogo Mario Romero Bruno, indicó que “son 36 pacientes que están peleándole a la vida y hay todo un recurso humano que trabaja las 24 horas para tratar de salvar sus vidas”.
Asimismo, hizo saber que este jueves “tuvimos que enviar a dos pacientes del Hospital Central al Interdistrital Evita, ya que estaban como cuadros moderados pero desmejoraron rápidamente y requirieron de la asistencia en ese hospital”.
“Los cuadros moderados tienen esa particularidad, pueden evolucionar a un cuadro leve, o bien, agravar su estado y requerir de asistencia respiratoria mecánica”, continuó.
En este contexto, el especialista instó a los pacientes a elegir transitar sus días de internación en un CAS ya que la atención es inmediata en caso de evolucionar desmejorablemente y que “las internaciones domiciliarias pueden darse cuando el paciente tiene a cargo a un menor de edad, pero lo conveniente es que la gran mayoría acepte ser atendido en los Centros de Atención Sanitaria”.
En este orden, Mario Romero Bruno reflexionó sobre las personas asintomáticas, “se reúnen, concurren a eventos sociales, y sin querer, contagian y ponen en riesgo a los más vulnerables. Si no hacemos algo en este momento, la situación se puede agravar, además de la vacunación tenemos que limitar la circulación para que no contagien a otras personas”.
Por último, manifestó que Formosa capital con 413 y Clorinda con 477 casos activos de COVID-19, son las ciudades que concentran el mayor riesgo epidemiológico, razón por la cual, el foco de las acciones sanitarias y de restricciones a la circulación, se pone en estas localidades.
“El aumento de casos activos más importante tuvieron las ciudades de Formosa y Clorinda. El 85% de los casos activos están allí y por eso el foco está en estas ciudades”, argumentó.
Y concluyó: “Si bien la infraestructura y el recurso humano están preparados, esto no es elástico y necesitamos la ayuda de todos. La única manera de poder disminuir la circulación del virus es disminuyendo la circulación de las personas que son las que portan el virus”.

Comentarios Facebook