El abogado de Mariana Nannis pedirá la detención de Claudio Caniggia

El doctor Carlos Broitman anunció los avances en la causa por violencia doméstica y tentativa de abuso sexual que la madre de Charlotte, Alexander y Axel Caniggia inició contra su ex marido.
Mariana Nannis y Claudio Paul Caniggia se divorciaron en medio de un escándalo y están llevando adelante diferentes enfrentamientos en la Justicia. Una de las causas más fuertes es la de “violencia doméstica y tentativa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo” que ella realizó contra el padre de sus tres hijos, Charlotte, Alexander y Axel Caniggia.
Carlos Broitman, abogado de Nannis, se encuentra en Milán, Italia, para continuar trabajando en dichas causas y tiene previsto realizar un pedido de detención contra el ex futbolista. “La causa de abuso en donde la pericia (a Mariana) determinó que sí es verosímil lo que dice la víctima. Nosotros teniendo más elementos que se han adjuntado a la causa más lo que vamos a ofrecer la semana que viene, vamos a ir pidiendo la detención en donde se encuentre Claudio Paul Caniggia”, aseguró en una entrevista con Nosotros a la mañana.
“La Fiscalía 42 está haciendo la investigación y sumando día a día elementos probatorios. Nos han pedido que aclaremos algunas circunstancias como la que ustedes ya tienen conocimiento: lugares y fechas donde se encontraban y cómo ella fue afectada no solo en forma verbal, psicológica, sino también a través de la fuerza”, explicó el letrado en diálogo con el Pollo Álvarez y Sandra Borghi, conductores del ciclo de El Trece.
El periodista Ángel de Brito había dado a conocer la pericia psicológica a Mariana en su programa Los Ángeles de la Mañana. En el informe, realizado por la psicóloga forense Silvina Virginia Alberino, destaca el testimonio de la denunciante sobre su matrimonio con el Pájaro. “Fue una relación conflictiva casi desde el inicio del vínculo. Refiriéndose a su familia de manera casi despectiva describe al señor Caniggia como manipulador, psicópata, cocainómano, enfermo y violento”, manifiesta el documento. Al respecto, el abogado aclaró: “La pericia determinó que no miente, que no fabula y que está afectada. Ahora otras cuestiones personales que resultan de la pericia eso sí le dolió a ella”.
También se había filtrado de la investigación una impactante fotografía de Mariana con golpes en su cuerpo que corresponde a la denuncia realizada el pasado 27 de agosto del 2020. El periodista Germán el Pampa Mónaco, panelista de Nosotros a la mañana, había dado detalles de esa imagen que correspondería a un episodio de violencia que habría ocurrido en el hotel Faena de Puerto Madero, donde Caniggia tiene un departamento. “Él la toma a la fuerza para intentar tener relaciones sexuales no consensuadas. Ante la negativa de Mariana, empiezan los golpes”, explicó.
Luego, Sandra Borghi leyó parte del testimonio de la mediática que forma parte de la denuncia: “Él había intentado golpear con los puños el rostro de Nannis, pero dado que ella se protegió con las manos, dichos golpes impactaron en su mano izquierda y brazos, todo mientras intentaba mantener relaciones sexuales con ella por la fuerza. Cuando la víctima le dijo que lo iba a denunciar, Caniggia le habría respondido que él era amigo del ‘capo’ de la policía de Macri, de Angelici, y que él era Caniggia. Además le habría dicho ‘si hacés la denuncia tu cabeza va a rodar’, ‘si salís por esa puerta te voy a mandar a matar’. Producto de eso, Nannis habría sufrido lesiones en su mano izquierda, con hinchazón en la zona de la muñeca izquierda y brazos”.
La Justicia también investiga otro episodio de violencia que habría ocurrido tras asistir a una boda. Según el testimonio de Mariana, ellos “se retiraron de las instalaciones del Hipódromo de Palermo y abordaron un auto Honda”. Primero, dejaron a una amiga de Nannis, Adriana Ferrer. Luego, cuando estuvieron solos “ella le consultó a su por entonces marido por qué habían llegado tan tarde a la fiesta”. Esta pregunta habría enojado al Pájaro.
Entonces, “Caniggia habría conducido su auto por avenida del Libertador a muy alta velocidad, pasando semáforos en rojo para amedrentarla, mientras le decía ‘ahora te voy a matar, hija de puta’, al tiempo que le impedía bajarse. Cuando ella le solicitara que por favor bajara la velocidad porque se iban a matar, él le habría respondido ‘sí, ahora nos vamos a matar’. Finalmente, llegaron al hotel Faena, donde vivían, pero Nannis se habría quedado en la planta baja por temor”.
Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

Comentarios Facebook