El adiós de un agosto terrorífico y selectivo (Por Nathaniel Cáceres)

Al fin se termina agosto, un mes de muchos males en donde al parecer no sirvió de mucho la caña con ruda y los 3, 7 o más tragos que se tenía que mandar.

La economía voló por los aires con una nueva subida del dólar, del riesgo país y los aumentos que se dieron a costa de unos vivos. Lo bueno es que tuvimos el calor que tanto se suplicaba en redes sociales, no sé si es tan bueno unos 35º en pleno invierno o que se olvide lo que consume un aire y lo caro que viene la factura, pero es lo que se pedía.


Finalmente se vio una nube de humo sobre la ciudad y no justamente de falsas noticias, fue el humo que llegó del Amazonas y de la región, aunque como no podía ser de otra manera la ciudad aportó lo suyo.

En la semana del Día del Árbol, se plantaron algunos en las plazoletas de la avenida Napoleón Uriburu y otros se plantaron en los autos mientras iban manejando sus motos. Nuevamente una semana con los choques de siempre, pero con uno en particular que involucró a dos peatones y una persona distraída que venía hablando por celular según los testigos, lástima que no estaban las cebras para indicar que no se pasa a mitad de cuadra sino en las esquinas.


La paciencia no solo se puso a prueba con la suba del dólar que acaparó todos los canales de televisión, también por las nuevas demoras en las unidades de Crucero del Sur en medio del debate por el pedido de aumento del pasaje a los 30 pesos. No es el único aumento que se viene, también aumentarían los medicamentos y las prepagas, esto último sin mucho impacto gracias a la calidad y la cantidad de atención que tiene IASEP.


Muchos pedidos de bonos y aumentos salariales, además de protestas de movimientos sociales que reclamaban más planes sociales, más aumentos en sus sueldos y más trabajo. Otro de los reclamos de la semana fue el pago de las Asignaciones Familiares dentro del nuevo programa llamado CUNA, que hasta motivó una carta documento hacia el titular de la ANSES a nivel nacional. Y lo que podría ser una protesta ya se convirtió en un reclamo, hablando de los familiares de víctimas que nuevamente se hicieron presentes frente al edificio de Tribunales.


Como broma de mal gusto, a alguien se le ocurrió denunciar una amenaza de bomba en el ex colegio nacional pero fue tan falso como la promesa de controlar la inflación. Menos mal, porque fue en medio de las celebraciones por el día del abogado que afectó el acceso a la información de un caso terrorífico y horripilante ocurrido en el San Francisco; allí una menor de 17 años era abusada y prostituida, según el informe oficial por su padre y su madrastra, según los vecinos por su abuelastro y su abuela, pero la culpa como siempre es de los medios y no de la preferencias que existen a la hora de dar información.


Como siempre todo es selectivo en Formosa. Hay justicia para algunos pero para otros no, se clausuran algunos comercios pero otros no, se brinda información a algunos medios y a otros no, se apoyan algunos proyectos de ordenanzas pero otros no, se adjudican obras a algunas empresas y a otras no, controlan algunos comercios pero otros no, ere erea. Ya sabemos como es.


Hasta el gobernador denunció cosas irregulares en su gira por el interior, después de que dos gendarmes pidieran en la comisaria de Laguna Yema la información de los pilotos del avión oficial. También responsabilizó al presidente Macri por si algo le llegara a pasar, y dio a entender que le realizan escuchas ilegales. Bueno, algunas de estas cosas también ocurren siempre en la provincia.


Por suerte se termina un agosto de terror, en líneas generales, y arranca el mejor mes de todos menos para los alérgicos.

Disfrute de su familia y le deseo que tenga un buen fin de semana.

Por Nathaniel Cáceres

Comentarios Facebook