El calendario de River: cuatro partidos en 14 días para soñar con saldar una vieja deuda

Atrás quedaron los paradisíacos paisajes, las montañas y el fresco aire de la pintoresca San Martín de Los Andes. River afrontó el tramo más intenso y exigente de una corta pretemporada en la Patagonia, jugó su único amistoso ante Nacional de Uruguay en Montevideo y volvió a los trabajos en el predio de Ezeiza con un claro objetivo: lograr un furioso sprint de triunfos en los cuatro partidos que afrontará en 14 días para soñar con la ansiada Superliga.
El próximo domingo, en Avellaneda, volverá a rodar la pelota desde las 19.10 con el postergado clásico de la fecha 14 ante Independiente que promete ser un buen plato inicial en el retorno del fútbol oficial. Luego, el sábado 25 jugará ante Godoy Cruz en Mendoza, el miércoles 29 recibirá a Central Córdoba en el Monumental y el sábado 1° de febrero viajará a Santa Fe para enfrentarse con Unión.
Tres encuentros como visitante y uno como local que podrían empezar a definir la suerte del equipo de Marcelo Gallardo, que hoy suma 27 puntos y, en caso de ganarle al Rojo, alcanzará la línea del líder Argentinos Juniors, que acumula 30 unidades con un partido más. A partir de ahora, y luego de una primera mitad de torneo en la que logró ocho triunfos, tres empates y cuatro derrotas (todas en Núñez), para el Millonario será vital no dejar puntos en el camino que después pueden llegar a costar el título.
«Tenemos que arrancar bien, con buena energía y buen semblante. No podemos empezar perdiendo puntos. Sabemos que el partido postergado con Independiente nos puede dejar allá arriba en la tabla de posiciones. Después de ahí, pasará por nosotros el hecho de poder seguir sumando de a tres puntos para poder conseguir la Superliga, que es algo que tenemos pendiente», comentó Franco Armani en ESPN.
Es que el torneo local es una deuda recurrente dentro del exitoso ciclo de Marcelo Gallardo. Aunque acumula 11 títulos tras 15 finales en menos de seis años, siete de ellos se lograron en el plano internacional y los cuatro restantes son copas nacionales. La corona del fútbol argentino sigue siendo una cuenta pendiente, ya que además en dos oportunidades estuvo cerca de alcanzarla: fue subcampeón de Racing en el Torneo Transición 2014 y de Boca en el Torneo Primera División 2016/17.
«Hay que apuntar todo a la Superliga, más teniendo en cuenta que la Copa Libertadores empieza en marzo. Es un gran objetivo porque estamos cerca del primer puesto, algo que en otros momentos no ha pasado. Para eso estamos trabajando. El equipo está respondiendo bien a las exigencias de cada día y como grupo estamos bárbaro. Cuando te acostumbraste a pelear por cada desafío que hay por delante es lo que más se desea. Estamos muy contentos, el tiempo de vacaciones fue ideal y ya estamos mentalizados», agregó Javier Pinola en TyC Sports.
Luego de los primero cuatro partidos en 14 días, los cuatro encuentros restantes de River serán: Banfield (L), Estudiantes (V), Defensa y Justicia (L) y Atlético Tucumán (V), todos con días y horarios a confirmar. Hasta el cierre de la Superliga, que terminará el domingo 1° de marzo, el Millonario no tendrá otros torneos por delante, un punto que puede ser fundamental para no sufrir el desgaste de la múltiple competencia. A partir de marzo, comenzará la fase de grupos de la Libertadores y la Copa de la Superliga, mientras que también tendrá en mente la Supercopa Argentina frente a Racing, que se jugaría entre abril y mayo.
A punto de cumplir seis años después del último torneo local que logró con Ramón Díaz en aquel Torneo Final 2014 que inició con la revolución millonaria, hoy River vuelve a soñar con la Superliga. Saldar esa gran deuda es el gran objetivo inicial en este 2020.

Comentarios Facebook