El consumo de asado fue bajo en Navidad y para Año Nuevo se repetiría el panorama

Walter Bordón, propietario de una conocida carnicería de la ciudad, confió al Grupo de Medios TVO que la venta de asado fue baja en Navidad y augura el mismo panorama para Año Nuevo; los motivos que llevaron a esta situación fueron el alto precio y la escasez.
«Las ventas dentro de todo estuvieron bien, aunque se vendió poco asado y la gente apuntó más al cordero, chivito y cerdo porque eran más convenientes en relación a la carne vacuna que vale $1200 el kilo», sostuvo.
Seguidamente indicó que además del alto valor del asado vacuno también hay desabastecimiento, por ende «cuesta mucho conseguir; creo que la gente no consumió como años anteriores y ahora en Año Nuevo va a pasar lo mismo».
«Al haber desabastecimiento el precio se va a elevar, porque no hay mercado», dejó en claro Bordón.
Y continuó: «la gente decidió volcarse por otras opciones como ser cordero ($790), lechón ($790), hay bastante diferencia en cuanto a la carne de vaca y lógicamente que el cliente busca su conveniencia».
En cuanto al desabastecimiento auguró que «en Año Nuevo va a ser peor, porque la realidad es que no hay tanto cortes para ofrecer».
Por último, cuando se le preguntó por lo que se vaticina para comienzos del 2022 dijo: «los frigoríficos que son mis proveedores cerraron ya, recién para el 7 de enero van a arrancar nuevamente. Creo que el precio seguirá siendo igual, además el poco asado que va a haber se irá todo para la Costa, es decir, para la zona turística».

Comentarios Facebook