El Córdoba Open y la posibilidad concreta de contar con Juan Martín del Potro

En la presentación oficial del Challenger de Buenos Aires quedó confirmada la chance real de sumar al tandilense para la edición 2022 del ATP 250. Además se anunciaron las invitaciones y un homenaje para Leonardo Mayer.
Desde que Juan Martín Del Potro volviera al US Open para jugar una exhibición con John McEnroe, el 7 de septiembre pasado, la posibilidad quedó abierta. Mientras encara la última parte de la recuperación tras la cuarta cirugía en la rodilla derecha, y tras más de dos años alejado de las canchas, las declaraciones del tandilense fueron elocuentes: su regreso en 2022 podría incluir una gira de torneos en polvo de ladrillo «cerca de casa».
Aquellas palabras detonaron una bomba, tanto en las redes sociales como en las entrañas de los torneos de la Argentina: desde el Córdoba Open, uno de los dos ATP 250 que se juegan en el país junto con el Argentina Open, comenzaron el operativo para contar con Del Potro en la edición de 2022, cuya fecha no está confirmada pero se hará en febrero.
“Fue una grata noticia que Del Potro haya puesto en agenda una posible reaparición en los torneos argentinos. Queremos contar con él en Córdoba y estamos haciendo el máximo esfuerzo posible para lograr un acuerdo», expresó este viernes Marcelo Denti, director del Departamento de Tenis de Torneos -la compañía propietaria del Córdoba Open-, en plena presentación del Challenger de Buenos Aires.
Un dato: la empresa que organiza el Córdoba Open ya tuvo una relación oficial con Del Potro en diciembre de 2016, cuando llevó adelante dos exhibiciones contra el español David Ferrer tras la histórica conquista de la Argentina en la Copa Davis, uno en Tortuguitas -estuvo la ensaladera de plata al borde de la cancha- y otro en el Polideportivo de Mar del Plata.
El ex número tres del mundo jugó seis veces de manera oficial en territorio nacional. Una de ellas fue en el ATP de Buenos Aires, en 2006, cuando tenía 17 años: recibió una invitación y perdió en la primera ronda con el español Juan Carlos Ferrero en tres sets. Las otras cinco correspondieron a series de Copa Davis: dos en 2008, ante Rusia y España; una en 2011, contra Kazajistán; y dos en 2012, ante Croacia y República Checa. Ya pasaron nueve años, en efecto, desde que Del Potro jugó por última vez un partido por los puntos en Argentina: fue el viernes 14 de septiembre de 2012, precisamente en aquella derrota 3-2 contra los checos en Parque Roca.
“En Argentina jugué muy poco; hay alternativas que tocan el lado emocional y voy a ir por ahí”, había dicho Del Potro el mes pasado en Nueva York. El Córdoba Open es una posibilidad concreta, claro, aunque no es la única. Además del Argentina Open, que pertenece a la misma gira de canchas lentas, habría una chance real en la Copa Davis, el torneo que el tandilense no juega desde aquella final para la historia en Croacia.

Comentarios Facebook