El dólar subió a $58,78 y la brecha se acercó al 20%

En el Banco Nación la divisa saltó 75 centavos a $58, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $57,95.


La suba en el segmento minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda estadounidense avanzó 17 centavos a $56,28, en una rueda que mantuvo el mismo panorama observado en el final de la semana pasada, con una demanda por cobertura que no consigue tener una respuesta del mismo nivel del lado de la oferta genuina.


“Ya en el comienzo de la segunda quincena de septiembre, el tipo de cambio mayorista persiste con un piso muy definido por encima de los $56, un nivel que no parece incomodar a la estrategia de regulación oficial, que hasta ahora sólo utiliza reservas líquidas cuando el proceso de ajuste supera los márgenes tolerados para la evolución del tipo de cambio en este momento del año”, señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.


La divisa norteamericana operó nuevamente con tono demandado y con un desbalance entre la oferta y la demanda genuinas que otra vez fue corregido por la presencia oficial en el desarrollo de las operaciones.


Los precios mínimos se anotaron en los $56,20 con la primera operación pactada, nueve centavos arriba de los registros del final previo.


No obstante, la demanda por cobertura estuvo instalada desde temprano en la rueda mayorista, impulsando subas de los precios que tocaron a media mañana máximos en los $56,31.


El volumen negociado en el segmento de contado fue de u$s359,929 millones, lo que representa una caída de 9,3% respecto del viernes.
En el mercado financiero, el dólar «contado con liqui» dio un giro repentino en la última parte de la jornada y cerró con una caída de $2,20 (-3,1%) a $69,03, por lo que la brecha con la divisa mayorista se redujo al 22,6%.


Asimismo, el dólar MEP retrocedió 2,8% a $64,97, lo que implicó una brecha del 15,4% frente a la cotización en el MULC. Durante la jornada, el también denominado dólar Bolsa llegó a superar los $67,35.


Los operadores se sorprendieron por el cambio abrupto de tendencia de ambos tipos de cambio implícitos. «Me pareció, al menos, sospechoso el movimiento», indicaron.


En la plaza, algunos agentes vincularon la baja del CCL y del MEP a «posibles intervenciones del ANSES para achicar las brechas».


Sin tener demasiadas certezas, otros operadores dijeron que algunos inversores podrían haberse anticipado a «alguna eventual flexibilización de las recientes restricciones cambiarias, lo que implicaría, a menor control, menor costo». En tal sentido, el BCRA y la CNV estarían evaluando «una alternativa para que las empresas no tengan girar divisas al exterior vía CCL», afirmaron fuentes del mercado a este medio. Lo cierto es que tras el cierre de la jornada había mucha especulación entre los agentes, dada la máxima volatilidad en el mercado producto del control de cambios.


En el mercado negro, en tanto, el dólar blue cerró sin cambios a $61,50 en cuevas de la city porteña, de acuerdo a fuentes consultadas por Ámbito. Las divisas vinculadas al precio del petróleo subían el lunes después de un ataque sobre instalaciones en Arabia Saudita interrumpió los suministros globales de crudo, al tiempo que el yen japonés y el franco suizo se fortalecían como refugio de inversores inquietos por la incertidumbre.


Los precios del petróleo subieron con fuerza después de los ataques a dos plantas, que impactaron más de un 5% de la producción mundial. Grupos de Yemen se adjudicaron la responsabilidad por los ataques, aunque Estados Unidos culpó a Irán.


El dólar bajaba 0,1% frente a una cesta de divisas referenciales. Frente al euro, anotaba un pequeño cambio para cotizar 1,1079 unidades.


En tanto, las monedas de la región seguirán de cerca esta semana la decisión de política monetaria de la Reserva Federal, que podría apuntalar un mayor apetito por el riesgo en medio de la distensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Comentarios Facebook