El dolor de Florencia Torrente por el difícil momento que atraviesa Araceli González

Son días muy difíciles para Araceli González y su familia. La actriz estuvo internada en terapia intensiva por una infección urinaria severa. Si bien ya está mejor, en su casa, mientras continúa con su recuperación, estos problemas de salud tuvieron lugar en medio del conflicto que mantiene con su ex marido, Adrián Suar, por la división de bienes.
La hija de Araceli, Flor Torrente, brindó el viernes pasado una entrevista al ciclo Hay que ver, en el que relacionó los problemas de salud de su madre con el difícil momento que está viviendo por su conflicto con Suar. “Cuando uno está triste, se enferma”, aseguró.
“Empezó con una infección que se fue extendiendo y llegó a la sangre. Estuvo internada durante diez días porque tuvieron que detectar qué bacteria tenía para saber qué medicamento darle”, explicó Torrente.
En ese sentido, contó que su madre ahora se encuentra en su hogar, siguiendo la recuperación al pie de la letra: “Tiene que hacer internación domiciliaria porque el medicamento solo puede ser por vena, entonces tiene una enfermera que la asiste. Ahora está bien y cada vez va a estar mejor, pero tuvimos muchos miedos. Esto te hacer replantear muchas cosas de la vida: no hay que guardarse nada porque todo lo que uno guarda causa enfermedad”.
Al ser consultada por José María Listorti y Denise Dumas, los conductores del ciclo, si relaciona lo que le sucedió a su madre con “algo emocional”, Torrente respondió: “Lo relaciono con lo que uno acumula durante toda la vida”.
“Lo relaciono con los años que llevan todas las situaciones vividas -agregó, sin dar mayores precisiones-. No solo esto (por el juicio con Suar), son un montón de cosas. Yo firmo donde sea que todos nos enfermamos por las cosas que nos suceden. Cuando uno está triste se enferma. Cuando a uno le pasan cosas internamente le bajan las defensas y se enferma. Por eso hay que hablar siempre, diciendo las cosas con respeto”.
Específicamente sobre el conflicto legal por la división de bienes, indicó: “No puedo hablar de nada porque es un juicio y además es de familia, un tema muy delicado. Pero todos, ustedes también, sabemos cómo son las cosas de verdad. Esperamos que la Justicia cumpla. Es un juicio que le corresponde a ella. Lo hace ahora, cuando cree que está lo suficientemente fuerte para hacerlo”.
Visiblemente dolida por todo lo que está viviendo su familia, señaló: “Muchas cosas se hicieron hablar pero no puedo hablar, voy a contestar lo que me corresponda y lo que puedo. Después se dicen muchas boludeces y es muy difícil. Y dicen ‘bueno, lo sacás en televisión’. Uno lucha en silencio durante muchos años y llega un momento en el que uno no lo puede abordar más y lo saca a la luz: cuando pone la luz en un lugar es cuando se puede resolver”.
El miércoles pasado Suar hizo público un documento en el que se registra la división de bienes con Araceli y un papel firmado por ella en el que afirma haber recibido por parte de él la mitad de la suma que el productor percibió tras la venta de acciones en Polka.
“Nunca hubiese querido hacer pública una situación que pertenece a mi ámbito privado. No me gusta, ni necesito, mediatizar mi intimidad. Pero hoy me veo obligado -no sin gran dolor- a realizar aclaraciones respecto a una serie de injurias y falsas acusaciones que mi ex esposa, Araceli González, ha vertido en los medios en el último tiempo”, reza parte del comunicado.
La actriz, en diálogo con Intrusos, le respondió: “El acuerdo dice que cuando él decida vender me paga. Yo quería terminar con esto porque es terminar con mi historia. Hace 20 años que estoy con abogados y mediaciones, tratando de llegar a un acuerdo. Lo que quiero es que cada uno siga con su vida”. Y reveló: “Hubo tres audiencias, él no se presentó a una, y en la última me dijo: ‘Cuando un juez me diga que te tengo que pagar, te pago”.

Comentarios Facebook