El emotivo mensaje de Nico Vázquez a Gimena Accardi por su debut en «Separadas»

El Trece emitió en horario estelar el primer episodio de Separadas, la nueva tira de Polka protagonizada por Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Agustina Cherri, Mónica Antonópulos, Julieta Zylberberg, Gimena Accardi, Julieta Nair Calvo, Mariano Martínez y Sebastián Estevanez.
Es la historia de siete mujeres que se ven afectadas, en diferente medida, por un fraude inmobiliario que las sume en una profunda crisis y las deja al borde del abismo. La ficción comenzó con buenos niveles de audiencia y tuvo una gran repercusión en las redes sociales. Entre los mensajes, se destacó Nico Vázquez, quien aprovechó para felicitar a su pareja.
“Que actriz tan completa sos. Una vez más te disfruto y me doy cuenta que no tenés techo. Hermosa esta Carolina que arrancó hoy. ¡Quiero ver mas! Te amo y admiro @gimeaccardi”, escribió el protagonista de Una semana nada más, la comedia que es un éxito en la calle Corrientes desde el 2019.
En la trama, Gimena interpreta a Carolina Fernández, la hermana menor de Inés (Calvo). Si bien aún no tiene un diagnóstico definitivo, su condición se acerca a la de una persona con Asperger. De esta manera, percibe y se relaciona con el mundo de una manera diferente a lo que podría llamarse “convencional”.
Este personaje es extremadamente inteligente. Ella no solo observa su alrededor, sino que es capaz de sacar “una radiografía” del entorno. Sin embargo, su agudeza intelectual es liberada al mundo sin ningún tipo de tamiz. Dice verdades de un modo impulsivo y, a veces, desubicado. Así y todo, sus modos afectuosos la vuelven querible para todo el mundo.
Carolina desconoce las herramientas básicas de la seducción. Su educación emocional proviene de las revistas femeninas y del consumo de películas pornográficas.Se asusta con los ruidos fuertes, tiene miedo de los hospitales y no tolera los espacios con gran cantidad de gente. Tampoco puede usar el transporte público.
En el primer capítulo arranca con una descripción de cada una de las protagonistas ante la policía, en lo que pareciera ser un interrogatorio “Las siete son sospechosas”, se escucha decir. Luego, la trama retrocede un mes para presentar el fraude inmobiliario que llevó a cabo por Fausto Valdés, un arquitecto que huye sin importarle que, entre el tendal de víctimas que ha dejado, se encuentran personas de su círculo más íntimo, como Clara (Antonópulos), su esposa y madre de sus dos hijos; y Martina (Cid), hermana menor de Clara. Ambas quedan quebradas anímica y económicamente, e implicadas en la causa. Luján (Kloosterboer) se ve también engañada por él, obligada a dejar el estudio jurídico que compartían.
Asimismo, este primer episodio muestra el otro costado de la estafa. Romina (Cherri), una oficial de policía que debe dejar su rutinario trabajo como administrativa para oficiar de custodia de la obra ahora en litigio; Paula (Zylberberg), una madre joven que apostó al proyecto edilicio y perdió todos los ahorros de su hija; y las hermanas Inés (Calvo) y Carolina (Accardi), quienes ven cómo se trunca su sueño de la vivienda propia. Todo el dinero en común había sido invertido allí, y ahora están en la ruina.
Son mujeres heridas, derrotadas, falladas, hundidas en un dolor que parece inexorable y que, aun siendo víctimas, quedarán bajo la lupa de la justicia. De inocentes a culpables, sin escalas. Ellas, que ya cargan a cuestas con sus propias mochilas emocionales, sumarán más peso a sus vidas. Lejos de amedrentarse ante la adversidad, presentarán batalla.

Comentarios Facebook