El joven que fue golpeado por policías perdió un riñón y le realizan diálisis para salvar el otro

El lunes, en contacto con el Grupo de Medios TVO, Saturnina Florenciano, denunció que su hijo José Luis Falcón de 22 años fue brutalmente golpeado por efectivos policiales y a causa de eso se encuentra en grave estado de salud. El hecho sucedió hace dos semanas atrás en la localidad de Ibarreta. El muchacho se encuentra internado en el Hospital Central de esta ciudad de donde es trasladado diariamente hasta el Hospital de Alta Complejidad para que le realicen diálisis porque presenta problemas en sus riñones. Ante lo grave del hecho, ayer la mujer formuló la denuncia ante la Fiscalía Nº 3 para que la Justicia se encargue de investigar lo ocurrido.
Los letrados que asisten a la víctima y su familia son los Dres. Carlos Lee y Fabrizio Villaggi Nicora quienes se presentarán como querellantes en la causa acompañando el accionar el Fiscal. Vale decir que la madre de Falcón cuenta con pruebas fotográficas, videos y testigos.
En este sentido, al hablar con este medio Lee sostuvo que por consecuencia de los golpes recibidos el muchacho está internado en Central y “uno de sus riñones no le funciona mientras que el otro está inflamado”.
Al relatar lo sucedido el letrado relató que “todo sucedió en la vía pública. Esto comienza cuando un grupo de chicos estaba jugando al fútbol en la localidad de Ibarreta donde la Policía detuvo a uno de los hermanos de la víctima. Cuando la madre se va a la Comisaría a ver qué pasó lo hace acompañada de otra persona y de José Luis, ahí estos dos fueron arrestados. Cuando la mujer vuelve a la casa para consultar con alguna persona qué podía hacer, los hombres fueron trasladados hasta Unidad Penitencia Provincial N° 1; eso fue cerca de las 00:15 horas del 24 de octubre”.
“Cuando los reciben en la Alcaidía los policías los golpearon a los tres, los torturaron, y hubo más ensañamiento con José Falcón a quien le decían que era boxeador, entonces le pegaban y pegaban, lo metían en agua fría y luego lo traían a la celda donde seguían los golpes. Durante 3 horas propinaron golpes sobre la integridad física de este muchacho”, detalló.
Asimismo “cuando se habilitan los Juzgados porque esto pasó un fin de semana, ellos obtienen la excarcelación y se los suelta a la 22:30 horas aproximadamente; ya había un vehiculó esperándolos para ir a la localidad de Ibarreta, cuando llegaron José Luis no podía ni siquiera caminar”.
Y prosiguió el abogado: “al otro día fueron al hospital donde le dieron Diclofenaco e Ibuprofeno; el chico comenzó a vomitar, orinar y defecar con sangre, esto hace que vuelvan al nosocomio local donde le dicen que es algo propio de los golpes o una infección. Lo llevaron allí tres veces, pero no le daban ninguna solución a los problemas que presentaba, entonces la madre consulta con una clínica privada donde lo inyectan, pero después de unas horas vuelve con los síntomas; ante esto se informa al médico quien determina que lo lleven hasta el hospital y que lo deriven para la capital”.
Por último, Lee aseveró que una vez acá inmediatamente comenzó el tratamiento de diálisis y que “uno de sus riñones está inflamado, el otro no funciona y si no reacciona tras la diálisis deberán realizarle un trasplante”.

Comentarios Facebook