El lactario del Hospital de la Madre y en Niño recibe cerca de 50 madres por día

El lactario del Hospital de la Madre y el Niño, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia recibe a medio centenar de madres cada día, donde se les brinda un tiempo y espacio destinado a informarlas y acompañarlas en el proceso de la lactancia.
La licenciada Natalia Vera, jefa del Servicio de Nutrición del Hospital de la Madre y el Niño detalló el funcionamiento de este importante servicio.
Comentó que desde ese espacio brindan atenciones para favorecer la extracción de leche materna, y que además se trabaja en guiar y orientar a las mamás en cómo extraerse la leche, cómo darle de mamar al bebé, entre otros temas.
Al respecto, comentó que el centro de lactancia materna funciona desde la 7:30 a las 19:30 hs y que se atienden alrededor de 50 madres por día. «Algunas de estas mamás tienen a sus bebés internados en el servicio de Neonatología y también tenemos madre de las salas que tienen algún problema para dar de mamar a sus bebitos», contó.
«Nuestro trabajo es guiar y orientar a las mamás en cómo extraerse la leche, cómo darle de mamar al bebé. El centro de lactancia materna es un espacio de uso exclusivo, especialmente acondicionado e higiénico para que ellas puedan extraerse la leche asegurando su adecuada conservación y favoreciendo la lactancia materna que es el alimento más adecuado para los bebés y es muy importante que la madre pueda alimentar a su hijo con su leche», expresó.

El mejor alimento para el bebé

La leche que se extrae cada mamá es específicamente para cada niño. «Tenemos cuatro turnos dos a la mañana y dos turnos a la tarde. Una vez que la madre se extrae la leche, se registran todos los datos personales de ella y de sus bebé y la cantidad de leche extraída», explicó.
Señaló que la mamá, antes de comenzar con el proceso de extracción, pasa por un área específica que es donde se lava las mamas, se higieniza las manos, le damos un camisolín, una cofia y un barbijo si está resfriada; seguidamente pasa a la zona de extracción donde se le da un extractor de leche manual para proceder a la extracción y esa leche que se extra se coloca en la mamadera de vidrio con los datos de su hijo. Toda esta leche se almacena y se fracciona de acuerdo al horario que necesita el niño.
«Las bondades de la leche materna son innumerables; empezando por los primeros días que el bebé se prende a la teta y donde puede alimentarse del calostro. Esta primera leche tiene todas las inmunoglobulinas que no las encontramos en ninguna otra leche de fórmula», mencionó la especialista.
Otro de los beneficios -añadió- de la leche materna «es que es económica porque no tenemos que comprarla; también se afianza el vínculo entre madre e hijo desde lo emocional; está más que comprobado todas las ventajas y es algo que no tiene discusión».

Comentarios Facebook