El papa Francisco habló del «flagelo de la guerra» para el pueblo ucraniano y para el mundo entero

El papa Francisco afirmó que durante los seis días de su viaje apostólico a Canadá, no dejó de rezar por el pueblo ucraniano, “atacado y atormentado, pidiendo a Dios que lo librara del flagelo de la guerra”.
“Si se mira la realidad con objetividad, teniendo en cuenta el daño que cada día de guerra supone para esa población pero también para el mundo entero, lo único razonable sería parar y negociar. Que la sabiduría inspire pasos concretos de paz”, afirmó tras el tradicional Ángelus.
Durante el viaje de regreso de Canadá, el Papa ya había hablado de Ucrania pero no había hecho referencia a ninguna negociación. En esa oportunidad, en medio de una conferencia de prensa con los periodistas que viajaban en el avión papal, Francisco dijo que sigue con intenciones de visitar Kiev.
“Veremos lo que me encuentro cuando llegue a casa”, en referencia a cómo sigue la organización de la posible visita a territorio ucraniano.
Ahora, con las declaraciones de este domingo, se comienza a especular con una posible mediación vaticana para frenar la brutalidad rusa.
Ayer, en ese mismo viaje de regreso, el pontífice causó revuelo mundial a no descartar uan posible renuncia. “No creo que pueda mantener el mismo ritmo de viajes que antes. Creo que a mi edad, y con estas limitaciones, tengo que guardar un poco mis fuerzas para poder servir a la Iglesia, o por el contrario pensar en la posibilidad de hacerme a un lado”, dijo Francisco, de 85 años.
“La puerta está abierta y es una de las opciones, pero hasta ahora no he llamado a esta puerta. No he sentido aún esta posibilidad, pero esto no quiere decir que mañana no empiece a pensar en ello”, reiteró.

Comentarios Facebook