El Servicio Penitenciario Federal celebró ayer su 86 aniversario

Ayer se desarrolló el acto central conmemorativo al 86° aniversario del Servicio Penitenciario Federal frente a la Unidad 10 de Formosa, sito en 25 de Mayo y Deán Funes.
Autoridades de los diferentes poderes y la plana mayor de las fuerzas policiales y de seguridad local, compartieron esta conmemoración con el SPF, que localmente está bajo la responsabilidad del director de la unidad penitenciaria, el Alcalde Mayor, Gustavo Lutringer.
La U-10 es un establecimiento cerrado de mediana seguridad con alojamiento colectivo distribuido en cinco pabellones. Cuenta con un amplio campo laboral donde se desarrollan múltiples talleres agrícolas y de cría de animales.
Se dictan niveles de educación formal a los internos, desde el Primario al Secundario donde se puede optar entre bachiller para adultos, orientación Economía y Gestión de las organizaciones y en Gestión de Micro-emprendimiento. La unidad posee talleres productivos en diferentes oficios.
Dentro de la unidad hay tres consultorios, una oficina de despacho y una sala de internación. También, profesionales médicos con especialidad en psiquiatría, medicina clínica, traumatología, odontología y psicología.
Subprefecto Walter Darío Suárez, Jefe de la U-10 dijo al Grupo de Medios TVO: «cumplimos 86 años como institución. El Servicio Penitenciario está muy arraigado en la provincia de Formosa, de hecho, un 30% del personal superior y subalterno es de acá».
«Esta unidad se mantiene dentro de los cánones reglamentados. La tarea es ardua porque más allá de la situación de cada detenido, son personas y tenemos que darles herramientas para que a futuro no vuelva a delinquir», fijó.

Historia

El establecimiento se habilitó en los primeros meses de 1897 y, en 1923, pasó a depender del Poder Ejecutivo Nacional a través del ministerio de Justicia e Instrucción Pública.
El 18 de julio de 1930 se inauguró un nuevo pabellón. Por decreto 809 del 22 de mayo de 1969, el gobernador provincial Augusto Sosa Laprida afectó con fines de utilidad pública y con destino a la Dirección Nacional de Institutos Penales los lotes 274, 275, 294 y 295 de Colonia Formosa con una superficie de 400 hectáreas. Allí se creó la Colonia Penal de Formosa (Unidad 8), que luego pasó a denominarse Instituto Correccional Abierto de Formosa y, finalmente, pasó a depender de la Cárcel de Formosa (Unidad 10), como su anexo.
En el 2000, se habilitó en sus terrenos el Centro de Producción y Capacitación Laboral y se aprobó el reglamento interno de funcionamiento, que tiene como objetivo primordial la actividad productiva y la capacitación laboral de las personas privadas de la libertad que allí se alojan.

Comentarios Facebook