Elizabeth Vernaci pidió disculpas por su frase sobre Jujuy y lanzó un fuerte descargo

Esta semana, Elizabeth Vernaci se vio envuelta en medio de una verdadera polémica por una chicana que le hizo a un compañero de la radio por irse de vacaciones a Jujuy.
“¿A Jujuy te vas de vacaciones? Gente autóctona y sufridora. Pero digo, ¿no se te ocurre vacaciones con mar? ¿Algo que te relaje? Cómase una empanada, ‘mihijo’. Bienvenido a la Argentina. Jujuy es Bolivia, chicos, alguien lo tiene que decir”, dijo la conductora de La Negra Pop por Radio Pop.
Luego de recibir muchas críticas, la “Negra” se tomó los primeros minutos de la emisión del martes de su ciclo para pedir disculpas, pero también para criticar la postura que tomaron muchos sobre el tema.
“La palabra no es solo del que la dice, también es del que la escucha. Y si el que lo escucha, escucha algo que le hace ruido, que le ofende, que le hace mal, hay algo en esa palabra dicha que uno tiene que replantearse. Ayer me tocó a mí. Lapidación pública. Creo que es lo más parecido a cuando pedían ‘que los cuelguen en la Plaza de Mayo así aprenden’”, arrancó diciendo Vernaci.
Y continuó: “El lenguaje tiene un contexto, tiene una intencionalidad, que cuando vos la sacás, la pierde absolutamente. Si vos dejás un título nada más y no tenés la risa, lo que se dijo, en qué momento se dijo, en qué circunstancias, y de dónde venías y hacia donde vas; si solamente sacás un título claro que pega. Está mal, es fuerte”.
“Por lo general, yo le hablo a mi cofradía, a mis oyentes. Mis oyentes entendieron perfectamente de qué estábamos hablando, la chicana que estábamos haciendo con el operador. No era siquiera un chiste, era una chicana, una cosa interna. Es un papel que él ocupa. Cada uno sabe en los trabajos dónde está parado y dónde se ofende y no. Esto que tendría que haber sido privado, fue público porque hacemos todo al aire. No se entendió, se entendió mal, se descontextualizó con mala leche quizás”.
La Negra pidió disculpas a quienes se sintieron ofendidos: “Pero yo no les quiero hablar a los mala leche. Les quiero hablar a los que de buena voluntad creyeron en eso y creen que odio Jujuy y a los jujeños. A esa gente le quiero hablar, porque no es así. No tendría ningún motivo para hacerlo. No soy yo una persona que tenga que odiar a determinado pueblo o determinada provincia. No tendría ningún sentido lógico. No fue humor. Pero si uno habla desde el humor, como lo hago yo, y nadie se rió o hubo un gran grupo de personas que se ofendió y bueno hay que replantearse lo que uno dijo”.
Incluso, contó que habló en el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo): “Para replantearme todo eso, yo me puse a disposición de INADI, estuvimos hablando qué es lo que se tiene hacer, qué es lo que corresponde, cómo manejar una charla que para nosotros es íntima. Lamentablemente, yo le hablo a mi cofradía que sabe qué va a encontrar cuando me escuche”.
“Ayer tuvimos un aluvión de nuevos oyentes, que vinieron solo por ese ratito y se volvieron a ir. Miles de oyentes que obviamente no entendieron o que lo entendieron como lo entendieron. Así como ustedes se ofendieron profundamente, yo profundamente les pido disculpas. Porque realmente no está bueno que hagan un chiste, que no era ofensivo para nada porque sino los bolivianos se tendrían que ofender y preguntarse por qué no quieren ser como nosotros… Es muy raro lo que sucedió”.
“Me parece que estamos en una época donde esto va a suceder cada vez más, donde la lapidación pública en manos de las redes le va a tocar a alguno. Me tocó a mí, me hago cargo, doy la cara, pido disculpas, voy a replantearme el tema de cómo hablar, qué decir, en qué circunstancias se dice. Porque, insisto, la palabra no es solo del que la dice sino también del que la escucha. Pero siempre que el que la escuche no tenga la mala leche de desglozar un texto, cortarlo y editarlo para ponerlo solo como un título. Porque como título yo también me cagaría a trompadas, diría ‘¿qué te pasa? ¿qué estás diciendo ¿por qué te metés con nosotros?’”, argumentó.
Con intenciones de dar por terminada la polémica, Vernaci concluyó: “Creo que no hay mucho para decir cuando las cosas no se hacen con una intención de mierda o desde un lugar poco amable. No tengo esa relación con la gente, con mis oyentes ni con la Argentina. Quiero aprovechar este nacionalismo que ha surgido para que podamos como Patria estar unidos. Viajemos a Jujuy, vayamos a los carnavales, disfrutemos todas las bondades que nos han mostrado de una provincia hermosa. Unamos la palabra al hecho y visitemos un poco más a Jujuy, que no está tan visitado”.

Comentarios Facebook