En un clima tenso en las afueras de Casa de Gobierno, comerciantes exigieron trabajar

Ayer al mediodía, luego del anuncio de que las medidas restrictivas se extienden en Formosa hasta el 11 de junio, un grupo de comerciantes de la ciudad acudió a las afueras de Casa de Gobierno con el fin de dialogar con funcionarios a la salida de la conferencia de prensa de la mesa covid, algo que no fue posible y se generó un tenso clima y disturbios. Los trabajadores pidieron la reapertura de todos los sectores “no esenciales” que están sin poder trabajar al 100% desde hace meses. En medio de gritos y desesperación, denunciaron que la mayoría de los trabajadores de los rubros están pasando hambre y no pueden hacerle frente al pago de sueldos de los empleados y mucho menos, de los impuestos.
Solicitaron diálogo para establecer medidas y de esta manera, llegar a un acuerdo que les lleve alivio.
Minutos antes, representantes de los gastronómicos se habían acercado al lugar para entregar un petitorio con propuestas específicas con el fin de avanzar en la reapertura, algo que tampoco fue posible.
“Estamos muertos de hambre y es una vergüenza, hasta cuándo piensan seguir mintiéndonos y diciendo que en Formosa no hay hambre, es una mentira, hacemos ollas populares dos veces a la semana en la otra esquina, duele y parte el alma de la gente que viene a buscar con hambre, vienen con sus ollas porque no tienen qué comer”, expresó una comerciante del Mercadito.
“Este no es ningún circo, no somos políticos, somos simples comerciantes, vivimos el día a día, estamos luchando a fuerza de pulmón, haga calor o frio, llueva o no, igual venimos y para llevar una miseria a la casa todos los días, esto no puede estar pasando”, acotó la mujer.
“Lo que queremos es que nos dejen abrir los negocios, no estamos pidiendo nada extraordinario, reclamamos nuestro derecho a trabajar, el trabajo es un derecho que posee cada ciudadano, no tienen por qué negarnos, más allá de que estamos atravesando una pandemia, ya lo sabemos, pero la pandemia del estómago quién la espera”, acotó.
“Nosotros reclamamos lo que nos pertenece, no estamos robando nada, solo defendemos lo que es nuestro”, indicó otra comerciante. “Los funcionarios en sus informes se burlan de nosotros, qué podemos hacer entonces, qué están buscando hacer, no tienen diálogo y no aceptan ninguna propuesta, así no podemos seguir”, subrayó.

Incidentes

Mientras aguardaban la salida de los funcionarios, el clima se fue volviendo muy tenso, algo que la policía no pudo calmar y en ese marco, Pablo Siddig, uno de los referentes de Comerciantes Unidos de Formosa (CUF), logró increpar a un funcionario que se encontraba dentro de su vehículo, solicitándole que bajara de éste para dialogar, algo que no se dio y cuando el ministro en cuestión aceleró la marcha saliendo en contramano por la calle Uriburu, Siddig se tiró arriba del capot de la camioneta, que continuó la marcha unos metros y luego se detuvo.
Intervino la Policía que terminó custodiando al funcionario en medio de un clima de alta tensión.

Comentarios Facebook